Miércoles , agosto 15 2018

Rubén Blades revela detalles del robo sufrido en Veracruz

A través de un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, el icono de la salsa, Rubén Blades revela algunos detalles del robo sufrido en días pasados en el hotel Galería Plaza del Grupo Brisas en el municipio de Boca del Río, Veracruz en donde una persona desconocida robó dinero en efectivo.

El panameño asegura en el comunicado que pese a los hechos continúa teniendo una buena percepción de México y los mexicanos e incluso lamentó que el hecho se haya magnificado.

A continuación el comunicado:

ACERCA DEL LAMENTABLE INCIDENTE EN EL HOTEL GALERÍA PLAZA VERACRUZ (GRUPO BRISAS)

A todos los que nos escriben y al público en general:

Hemos reportado un incidente ocurrido durante nuestra estadía en Veracruz, en el que una persona desconocida, haciéndose pasar como el encargado de nuestra gira musical en México y utilizando una llave que solicitó en la recepción del hotel, se introdujo en la habitación de una de las personas de nuestro equipo y procedió a sustraer una suma de dinero de la caja de seguridad. La acción del individuo está documentada en foto y en los videos de seguridad del hotel, en donde se ve claramente el momento donde solicita la llave y luego cuando entra a la habitación a perpetrar el hurto.

Considero necesario comentar y aclarar varios puntos al respecto del incidente:

1.- Personalmente, no me hurtaron nada directamente; el individuo no entró a mi habitación.

2.- Esta persona entró a la habitación del Tour Manager, imagino que asumiendo que allí estaría depositado el dinero de la gira.

3.- Es claro que el personal de la recepción del hotel no verificó la identidad del ladrón antes de entregarle la llave de la habitación.

4.- Existe la prueba documental que muestra el momento donde una persona que no era huésped del hotel, solicita la llave de una habitación a la que no debe tener acceso y se le entrega la llave que utilizó para entrar a la habitación de nuestro director de gira.

5.- Existe la confirmación del gerente del hotel, de que todo esto ocurrió efectivamente.

6.- A pesar de ello, hasta el momento los representantes del hotel continúan dándole largas al asunto, entre otras cosas exigiendo al perjudicado una serie de acciones, según ellos necesarias, antes de presentar ante la compañía de seguros el reclamo correspondiente por el hurto. Tengo el suficiente conocimiento como abogado, para asumir que la aseguradora no les va a pagar ni un peso.

7.- Fue la negligencia del hotel la que contribuyó al hecho delictivo, al no ejercer la responsabilidad debida al entregar la llave sin comprobar la identificación del solicitante. Así como una persona con un seguro de vida no recibe beneficios si comete suicidio, tampoco una aseguradora le va a devolver a ese hotel el dinero que reclame cuando ha sido, involuntariamente, cómplice por negligencia.

8.- Como encargado de turismo en Panamá por cinco años, no logro comprender por qué el hotel y sus dueños, amén de las autoridades correspondientes, no manejaron el asunto de manera privada y eficiente, y han permitido que se hiciera público con el efecto negativo que esto puede tener para su imagen. Me resulta increíble que por una cantidad que puede ser resarcida con facilidad, hayan preferido tratar el asunto de otra manera que puede traer consecuencias negativas hacia el hotel, hacia un área turística y hacia la propia imagen del país. Esto refuerza el viejo adagio: “lo barato a veces sale más caro”.

9.- Nada de lo ocurrido puntualmente, sin embargo, altera nuestra opinión de México, que continúa siendo positiva. Tanto la banda, los técnicos, el director de gira y mi persona, negamos de forma rotunda cualquiera interpretación que pretenda hacer ver que esto es lo que ocurre comúnmente a quienes visitan esta gran nación. Durante mis pasadas experiencias en México, nunca sufrí percance alguno y en cambio siempre recibí apoyo y afecto. Conozco la calidad del pueblo mexicano y la de sus excelentes profesionales, con quienes trabajé un año completo en Baja California, en Rosario y Ensenada.

10.- Lo único que esperamos que los directivos del hotel en cuestión, es que recapaciten y resuelvan un asunto que debió haber sido atendido de manera rápida, privada y efectiva. Lamento que ahora se haya creado un problema de relaciones públicas que afecta a muchos y que no va a ser resuelto tratando de ignorar lo ocurrido, u ofreciendo excusas que no rinden el propósito justo: que se devuelva lo hurtado.

Gracias por su atención

Rubén Blades

17 de Mayo, 2018

 

pmc