Congreso de Oaxaca prohíbe vender comida chatarra a menores


Tras un año discusión, el Congreso de Oaxaca aprobó una iniciativa que prohíbe la venta y distribución de bebidas azucaradas y alimentos chatarra a menores de edad, lo que convierte a la entidad en la primera con esta reforma a nivel nacional.

Con 31 votos a favor, la iniciativa propuesta por la diputada morenista Magaly López Domínguez permite modificar el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, para que se impida también regalar o promocionar dichos productos a los menores de edad.

Durante la sesión de esta tarde del Congreso, López Domínguez calificó la iniciativa de “histórica” y argumentó que al votarla se daría a conocer quiénes están a favor de la protección y la salud de los menores, y quienes a favor de “los intereses de los grandes capitales”.

Afuera del Congreso se reportaron protestas en contra de la medida al señalar que representa un impacto a su trabajo y economía familiar, ya afectada por la pandemia de COVID-19.

“Nuestra obligación como representantes populares es proteger la salud de toda la población, preferentemente la de niñas, niños y adolescentes”, aseveró en torno a modelos preventivos y estilos de vida saludables.

Cabe destacar que con el cambio a la ley la responsabilidad recae en los padres; pues sólo se prohíbe su venta directa a los menores, pero no su consumo.

Previamente el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, respaldó la iniciativa al considerar que con el consumo de este tipo de productos se incrementan las comorbilidades, mismas que han agravado la condición de pacientes afectados por Covid-19.