domingo , septiembre 27 2020

Duda vence en la jornada electoral en Polonia, habría segunda vuelta


Según un sondeo a pie de urna del instituto Ipsos, el ultraconservador Andrzej Duda se impuso este domingo en las elecciones presidenciales polacas. Sin embargo, al alcanzar menos del 50 % de los votos deberá afrontar una segunda vuelta en la que podría ser derrotado.

El actual presidente, cercano al Partido de la Ley y la Justicia (PiS), que gobierna Polonia desde 2015, ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales este 28 de junio pero tendrá que enfrentarse al alcalde de Varsovia, el liberal Rafal Trzaskowski, en una segunda ronda el 12 de julio.

Según un sondeo del instituto Ipsos, Duda habría obtenido el 41.8% de los votos y Trzaskowski el 30.4%. Los otros nueve candidatos, entre ellos el periodista Szymon Holownia y el ultraderechista Krzysztof Bosak (con un 13,3 y un 7,4% de los sufragios, respectivamente), quedaron fuera de la contienda.

La reelección de Duda sería clave para que el PIS pueda implementar durante un segundo mandato su amplia agenda conservadora, que incluye reformas en materia de Justicia criticadas por la Unión Europea por considerar que socavan los estándares democráticos.

PiS ha visto en Duda el líder ideal para proteger sus programas de asistencia social con los que el partido ha ganado las elecciones en 2015 y 2019. Además, el presidente ultraconservador es también una figura clave para el PiS para llevar adelante una una agenda basada en los valores tradicionales católicos. 

Duda incluso llegó a incorporar a su campaña la promesa de eliminar de los colegios la información sobre la orientación sexual.

Rafal Trzaskowski podría poner freno a las reformas del Gobierno

Aunque inicialmente las encuestas le daban un mayor apoyo a Duda, la entrada de Trzaskowski en la contienda capitalizó el descontento de muchos votantes interesados por mejorar la posición de Polonia en la Unión Europea y de aquellos que rechazan la alianza entre Duda y el PiS.

Entre otras cosas, el alcalde de Varsovia ha prometido trabajar en reparar las relaciones con los aliados europeos y oponerse a los esfuerzos del Gobierno para endurecer las ya restrictivas reglas del aborto en el país.

Si gana las elecciones en julio, Trzaskowski tendrá un alcance limitado para dirigir la política del país, pero podrá poner freno al alcance del Gobierno y bloquear los esfuerzos del primer ministro, Mateusz Morawiecki, para profundizar diversas reformas judiciales.

De acuerdo con las encuestas de opinión publicadas antes de la jornada de reflexión, ambos candidatos podrían quedar prácticamente empatados en la segunda ronda, en la que Trzaskowski podría obtener unas décimas de ventaja.