domingo , septiembre 27 2020

Poder Judicial, seguirá sin otorgar justicia, nueva suspensión de labores


Nota de opinión

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Xalapa, Ver.

El viernes 28 de agosto, el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, dio a conocer una nueva circular en la que se extiende la suspensión de labores en Xalapa, las ciudades judiciales y los juzgados en Veracruz.

El nuevo paro es del 31 de agosto al 16 de septiembre, razón por la que se cree que el retorno a las labores, tras varios meses, sería el 17 de septiembre. A pesar que el estado de Veracruz pasó de color rojo a naranja, la emergencia continúa y por lo menos en Xalapa, la capital sigue en rojo, lo que es indicativo que las labores en ciertas áreas de gobierno y poderes autónomos como el Legislativo y el Judicial siguen suspendidas.

En el caso del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz (TSJEV) la justicia sigue detenida. No existe la mínima intención de parte de la presidente del órgano, Sofía Martínez Huerta, de modernizar la impartición de justicia.

Vaya, si no es capaz de dotar a las oficinas de gel y cloro, mucho menos invertirá recursos para que se efectúen las sesiones en línea, como ya ocurre en 17 estados del país en donde le llevan mucha ventaja.

Los abogados veracruzanos continúan en crisis y los justiciables esperando que se reabran las oficinas y los juzgados para que se resuelvan los casos.

Imagine usted, niños que no reciben pensión, matrimonios que ya debieran estar disueltos, herencias que ya debieron ser cobradas y hasta laudos que ganaron muchas personas y que no pueden cobrar un centavo. Eso es responsabilidad de la presidente del TSJEV, Sofía Martínez.

De hecho, trascendió en los pasillos del Poder Judicial que el minipleno, encabezado por las magistradas Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros y Concepción Flores Saviaga, llamará a cuentas a Sofía Martínez, para que por lo menos informe las medidas que se han tomado para la sanitización de las oficinas judiciales. Se sabe que un grueso grupo de magistrados están inconformes y molestos no sólo porque no hay acciones de limpieza, sino porque sigue la denegación de la justicia, y eso es por la ignorancia, falta de oficio y aletargamiento de la presidente impuesta por el gobernador Cuitláhuac García y sus secuaces Juan Javier Gómez Cazarín, Eric Cisneros y Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Arreglitos

Por cierto, alguien comentó que, aprovechando su cargo y los costosos viajes que realiza la presidente del Poder Judicial, Sofía Martínez se pagó su cirugía de nariz y también se puso botox en los labios. Todo a costa del erario.

Vaya, se sabía que la señora solicita factura hasta por las hamburguesas que se come, pero nadie imaginó que del recurso del Poder Judicial –que no de su sueldo- aprovecharía para quitarse las “patitas de gallo” y otro truquito en sus pies para evitar la utilización del bastón. Algunos comentan que se habría gastado en toda ese “trabajito” alrededor de un millón de pesos.

Habrá que ver si le salen las cuentas, pues se rumora que ya le están echando ojo a sus gastos y por allí podrían ser evaluados o bien, despedidos algunos otros trabajadores que ella impuso desde que asumió la presidencia.

Lo cierto es que el descontento contra Sofía Martínez Huerta crece. Hay asociaciones de abogados que están citando a ruedas de prensa para anunciar acciones contra ella, pues es evidente que a la entidad le urge que haya justicia y no trabajitos de “hojalatería” que no le sirven de mucho en su físico.