Sofía Martínez benefició con contratos a militante del partido Verde


Miguel Ángel Gómez Ruiz

En la gestión de Sofía Martínez Huerta podría haberse suscitado una importante suma de recursos y un ejemplo claro, de acuerdo a distintas versiones, sería la adjudicación directa a distintas empresas.

Una de ellas sería a un integrante del Partido Verde Ecologista, Jorge Casazza Jiménez, accionista mayoritario de la empresa “Veraprint S. A. de C. V.”, que distribuye toners para fotocopiadoras e impresoras.

Sin mediar licitación, el Poder Judicial cuya responsable era su presidente, Sofía Martínez Huerta, le asignó un contrato por 6 millones 91 mil 91 pesos.

Casazza Jiménez, cuyo partido va en alianza con Morena, fue el ganador de ese contrato, que firmó su representante Reynaldo Yáñez Cruz.

Trabajadores al interior del Poder Judicial temen que en los próximos días, haya nuevos contratos, entre ellos a una empresa que se encargaría de implementar los programas para que funcione la justicia a distancia. El costo de ese programa costaría unos 30 millones de pesos y temen que tampoco haya una licitación, pues aseguran que el sujeto que haría tal programa es recomendado por el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín.

Varios magistrados han declarado que es necesario que se efectúe una auditoría a la gestión de Sofía Martínez Huerta, quien avaló la contratación de familiares y amigos con altos salarios.

Del mismo modo, hasta ahora no han palpado un interés real de la nueva presidente, Isabel Inés Romero Cruz, para revisar a detalle la administración de su antecesora. Hasta el momento, no se sabe el destino de más de 60 millones de pesos que presuntamente se utilizaron del Fondo para la Impartición de Justicia.

Mientras tanto, se espera un pronunciamiento de la nueva presidente sobre ese tipo de contratos que se firmaron con anterioridad.