martes , septiembre 21 2021

Álvarez Peña, solicitó al Congreso del Estado la interpretación auténtica del Decreto Número 606

Edel Álvarez Peña, presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, solicitó al Congreso del Estado “la interpretación auténtica del Decreto Número 606 que reforma los artículos 58 y 59, y que adiciona el artículo 58 bis de la Constitución Política local, específicamente del alcance de la causal de retiro forzoso (de magistrados) referida en la fracción III del artículo 59 del texto constitucional.

De acuerdo con dichas reformas, los magistrados de 70 años de edad o con 10 años en el cargo deben retirarse del cargo que desempeñan.

El 30 de noviembre de 2017, los diputados locales aprobaron dichas reformas constitucionales en un segundo periodo consecutivo de sesiones ordinarias y se está a la espera de saber cuántos Cabildos ratificaron las nuevas disposiciones.

Específicamente, el artículo 59 de la Constitución de Veracruz reformado establece que “los magistrados durarán en su cargo diez años improrrogables, sólo serán removidos de conformidad con lo dispuesto con esta Constitución o por retiro forzoso. Será motivo de retiro forzoso haber cumplido los diez años en el cargo y haber cumplido setenta años de edad”.

En las reformas se establece también que todos los magistrados del Poder Judicial del Estado continuarán desempeñando sus cargos por el plazo que para cada uno corresponda de acuerdo a su nombramiento. Las reformas también establecen que para ser magistrado del Poder Judicial de Veracruz se debe tener, cuando menos, 35 años cumplidos y no más de 70 al día de la designación.

En lo que se refiere a la remoción de los jueces, entre las causas señaladas en las reformas constitucionales destaca que se debe haber cumplido los 65 años de edad.

“Los jueces serán nombrados por el Consejo de la Judicatura mediante concurso de oposición; durarán en su cargo cinco años y podrán ser ratificados las veces que sean necesarias, de acuerdo a los parámetros establecidos por el Consejo de la Judicatura, siempre que su función haya sido desempeñada con probidad, eficiencia y profesionalismo y que su expediente no tenga notas de demérito”, se lee en el texto constitucional.

 

Fuente: Diario de Xalapa