Botín de Guerra

botin-28-02    botin-28-01

Pasadas las elecciones del 5 de junio, fecha en que el candidato del PRI recibió el repudio de la sociedad y en que el PAN a nivel local fue enviado a un tercer sitio, mientras que Movimiento Regeneración Nacional (Morena) logró el triunfo contundente, ahora los operadores políticos buscan repartir el botín de guerra o al menos tratan de llamar la atención para que sean tomados en cuenta.

El trofeo es de todos conocido, colocarse en alguna dependencia, cumpliendo la máxima de vivir fuera del presupuesto es vivir en el error y por ningún motivo pretenden quedar fuera de la ubre presupuestal.

Aun cuando el PAN perdió, sus operadores, la mayoría de ellos enquistados en alguna regiduría, ya sea por su trabajo o por accidente, pretenden colocarse en las delegaciones estatales.

Es el caso de el pupilo de Iván Hillman, Luis Rendón Martín, para hacer méritos, en días subsiguientes a la contienda pasada, con recursos públicos, mas no con los propios, acudió a la oficina de Hacienda del Estado a entregar climas, con el anhelo de que se designado delegado de esta dependencia.

Otros más, verdaderos obreros en beneficio de la sociedad, como el caso del doctor Josep Uribe Pozos, puede ser tomado en cuenta para alguna dirección o  incluso designado en lugar de Héctor Merlín, color titular de la Jurisdicción Sanitaria con sede en este puerto.

En este caso, los méritos están hechos, con la cantidad de brigadas médicas y de servicios que ha llevado a las diversas colonias, siempre preocupado por la salud de los más desprotegidos.

A quien tampoco hay que perder de vista, porque puede ser un buen prospecto para ocupar la Dirección de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento del que actualmente ha convertido en un trofeo el contador Sergio Amaro Caso, es el regidor encargado de la comisión de vialidad en el cabildo porteño, Víctor Esparza Pérez.