“Brazo corrupto” de Duarte llegó hasta Minatitlán

770whdmwyplug

El brazo corrupto del exgobernador, Javier Duarte de Ochoa llegó hasta Minatitlán a través de una supuesta empresa fantasma a nombre de María Gudelia López Aguilar con falso domicilio en la calle Carlos A. Madrazo de la colonia Insurgentes Norte Código Postal; 96710, sitio hasta donde acudió Agencia Imagen del Golfo, en donde, los residentes dijeron desconocer quién era esa persona.

En dicha dirección un taller de automóviles presta sus servicios, además de que dijeron desconocer quién era María Gudelia, con lo que con esto, se agrega a la larga lista de los 500 millones de pesos de daño patrimonial, cifra a la que asciende el quebranto comprobable financiero del gobierno estatal, según los datos del Orfis recabados en la Cuenta Pública 2015 presentada ante diputados, además de dejar entrever que el daño patrimonial podría ascender a los 13 mil millones de pesos.

PRIMER QUEBRANTO MAYOR

En la indagatoria, el Orfis revela que el quebranto mayor se ha registrado en la Sedesol Estatal ascendiendo a los 431 millones de pesos, en donde por medio de irregularidades detectadas en facturas falsas por 36 millones de pesos las cuales han sido canceladas por el SAT, así como en la existencia de empresas que sus dueños no pudieron ser localizados en los domicilios proporcionados.

Cita por ejemplo, a Claudia Malgarejo Zarco con tres empresas distintas, dos con domicilio en Puebla, del mismo modo, Agustín Téllez aparece con dos empresas domiciliadas en Querétaro y Puebla.

De acuerdo a la información aportada por el Orfis, otras de las irregularidades detectadas es que Duarte de Ochoa no entregó los documentos que avalan la entrega de apoyos a personas de escasos recursos establecidos en un listado de la dependencia, detectándose que cuando el Orfis acudió con los supuestos beneficiarios, respondieron que durante todo el año 2015 no habían recibido ningún apoyo.

También se agrega que en julio pasado, Alfredo Ferrari, titular de la Sedesol Veracruz se deslindó de la contratación de empresas fantasmas, justificando que él asumió el cargo en octubre de 2015.

SEGUNDO GRAN QUEBRANTO

El segundo quebrando de gran envergadura se perpetró en la SIOP dirigida por Tomás Ruiz González con 40 millones 310 mil pesos, por lo que según observaciones del Orfis, la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (Siop) no presentó los documentos correspondientes al gasto corriente, además de que también ubicó a empresas no inscritas en el padrón de contratistas de la Sefiplan.

SERVICIOS DE SALUD DE VERACRUZ, CON MÁS DEUDAS

Mientras tanto, el tercer daño patrimonial mayor se registró en la Secretaría de Salud de Veracruz, en donde son 12 millones de pesos con 447 mil pesos las anomalías señaladas por el abandono de 6 obras que serían para el hospital infantil, el hospital de alta especialidad en el Puerto de Veracruz, entre otros, “Los servicios de salud es el área más endeudada durante el gobierno de Duarte, sus pasivos ascienden a 3 mil 717 millones de pesos, los proveedores no han recibido pagos desde 2013”, revela el Orfis.

Operaciones similares se han descubierto en la SEV, en donde el gobierno de Javier Duarte no proporcionó los documentos que justifiquen el gasto de 8 mil 146 millones de pesos según el apartado de consolidación de la cuenta pública, Orfis ubica a la SEV como las dependencias con mayor daño patrimonial durante las administraciones de Edgar Spinoso Carrera y Vicente Benítez González como Oficial Mayor respectivamente, ambos del círculo cercano de Duarte de Ochoa, precisando el Orfis que en 2015 Spinoso Carrera era apoderado de 5 cuentas bancarias de la SEV, según lo acreditan los documentos en propiedad del Orfis.