Buscan el Oro en la Olimpiada de Física

1310092

GUADALAJARA, JALISCO.- Sólo cuando duermen dejan de pensar en física. Grecia Castelazo y Jesús Alejandro González, de 18 y 19 años respectivamente, son curiosos por naturaleza y siempre buscan acercarse a la verdad de las cosas a través de la física, materia en la que han destacado, por lo que el siguiente mes participarán en la Olimpiada Internacional de Física (IPhO, por su nombre en inglés) 2016, que se celebrará en Suiza, y que reunirá a las mejores mentes adolescentes del mundo para mostrar sus conocimientos en esta ciencia.

“Tuvimos que pasar por muchas etapas”, comenta Grecia al relatar el camino a seguir para obtener su boleto a Suiza, “prácticamente este proceso dura alrededor de un año”, complementa Jesús Alejandro.

Ambos son estudiantes del Centro de Enseñanza Técnico Industrial (CETI), plantel Colomos, y ya alistan maletas para irse a la Ciudad de México, donde permanecerán unos días en capacitación previa en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), preparándose con expertos en física para acercarse lo más posible a la anhelada medalla de oro en Suiza.

La competencia, que reunirá a jóvenes de más de 80 países, consiste en resolver una serie de pruebas teóricas y prácticas basándose en las leyes de la física para alcanzar un resultado.

“Aunque en teoría los temarios están restringidos a temas pre-universitarios, podemos ver desde caída libre, movimientos acelerados, cinemática en general, incluso he visto exámenes con relatividad general, relatividad especial y mecánica cuántica”, menciona el joven.

Jesús Alejandro ya tiene experiencia en este tipo de competencias internacionales, incluso tiene una medalla de bronce que ganó por la olimpiada del año pasado, mientras que para Grecia es la primera vez, y es una de las pocas mujeres que han representado a México en competiciones de este nivel.

Los dos jóvenes se encuentran en los últimos semestres previos a la universidad, sin embargo, su curiosidad por saber aún les impide tener un panorama claro sobre su futuro profesional. Lo que sí tienen claro es que desean continuar aprendiendo de física y otras ciencias, e incluso apoyar a otros estudiantes que deseen expandir sus conocimientos.

SE PREPARA PARA SUIZA

Jesús Alejandro González es un chico común, que sale con sus amigos, estudia arduamente y cumple con sus roles en la familia, pero que se prepara para representar a México en IPhO 2016, que se celebrará en Suiza, una competencia internacional que pondrá a prueba sus conocimientos en Física.

El joven relata que su vida es como la de cualquier otro adolescente, con dudas y ganas de aprender, y confiesa que siempre piensa en física, su pasión, aunque a veces sea incomprendido por desear conocer cómo funcionan las cosas.

Aunque ya obtuvo una medalla de bronce el años pasado en esa competencia, el objetivo en esta ocasión es traer a casa la presea aúrea y convertirse en el primer oro para México.

A futuro, Jesús Alejandro piensa contribuir en la Olimpiada Nacional de Física, pues cree que debe de enseñarle a los jóvenes desde muy temprana edad para formar a los próximos representantes de México en estas competencias.

Otro de sus objetivos es apoyar con sus conocimientos al país, ya que señala que una estrategia de los países de primer mundo es impulsar la creciente rama de la educación: “Podemos observar muchísimos ejemplos de que al estudiar Física, o ciencias en general, se obtienen las tecnologías actuales, que son desarrollo, y ese desarrollo se convierte en impulso económico”.

Este olímpico expresa que estudiar física ya se convirtió en su estilo de vida, y cada día descubre algo nuevo gracias a ella.

LA CIENCIA QUE MÁS LE GUSTA

Una mexicana en la búsqueda del primer lugar

Desde pequeña, Grecia Castelazo supo que le gustaban los números. En la primaria, buscaba resolver problemas matemáticos de secundaria; sus ganas de saber y aprender eran grandes, y con esfuerzo se ganó un lugar en la próxima IPhO 2016.

“Mis papás siempre me dieron la libertad de elegir aquello que me hiciera feliz, entonces elegí la Física y las Matemáticas. Antes que muchas cosas, la ciencia es lo que más me gusta en esta vida”, relata cuando se le pregunta el origen de su curiosidad por la Física.

La meta es clara para ella: convertirse en la primera mexicana en ganar la medalla de oro en esta Olimpiada de Física, pues las mujeres del país ha tenido poca participación. Grecia es la cuarta mexicana que competirá en esta justa científica.

Cuando se le pregunta si la física es divertida, responde con certeza: “Sí, es súper emocionante”.