domingo , septiembre 27 2020

Carta abierta al gobernador Cuitláhuac García Jiménez

Xalapa, Ver. 7 de septiembre de 2020

Al C. Cuitláhuac García Jiménez

Gobernador de Veracruz

Presente

Señor gobernador:

Sirva esta carta para enviarle un cordial saludo y comentarle que cada día se agrava más la situación en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz (TSJEV).

La razón es sencilla y de todos conocida, la falta de capacidad y preparación de la presidente del órgano, Sofía Martínez Huerta, quien desde que asumió el cargo ha ido de traspié en traspié, provocando que cada día el TSJEV se desestabilice y retrase, pues no sólo hay un paro de labores a causa de la epidemia de coronavirus que ha aquejado al país, sino que ni siquiera ha mostrado algún interés en que la justicia se modernice, como quizá hubiera sido el deseo de todos.

Veracruz es uno de los 14 estados en los que no hay sesiones ni juicios vía Internet. Por ende, la justicia se ha retrasado y no sabemos para cuándo se normalizará la situación, pues es casi seguro que habrá otras suspensiones y más porque la epidemia no ha sido controlada, pese a que cada día se insiste en lo contrario.

No sólo eso, juristas con amplia experiencia podrían haber llevado a mejor puerto la encomienda de engrandecer al Poder Judicial. Le pongo el caso de la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, con una brillante carrera de 48 años al interior del TSJEV. Con maestrías, doctorados, con experiencia en 16 juzgados, ocho civiles y ocho penales, con un brillante trabajo como visitadora, con un gran papel primero como magistrada supernumeraria y posteriormente como magistrada numeraria inamovible. Obtuvo en 2011 el Premio al Mérito Judicial, otorgado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tras haber competido y superado a magistrados de todo el país. A su lado, Sofía Martínez, quien apenas fue secretaria de un juzgado municipal por muchos años, no tiene nada qué hacer.

Estoy absolutamente seguro que usted mismo ha pensado en que quizá hubo un error y muy grave allí, al elegirla como titular del TSJEV, pues no ha resuelto nada y en lugar de promover la aplicación de la justicia, se dedicó a contratar a familiares y amigos; a gastar el presupuesto a discreción y lo que es peor, se ha peleado con la mayor parte de los magistrados y jueces, pues en lugar de ser un vehículo para la conciliación, se ha dedicado a humillarles y a negarse a recibirles.

Vaya, ni siquiera hay papelería en los juzgados y las ciudades judiciales. Los propios jueces tienen que gastar de su dinero para enviar documentación importante a las oficinas centrales.

Peor aún, en los últimos meses, las magistraturas fueron ocupadas por improvisados. Hay personas que no tienen experiencia judicial, vaya, hasta la esposa de un funcionario estatal fue colocada como magistrada, sin tener experiencia alguna. Eso quiere decir que en lugar de llenar el TSJEV con personas de experiencia, llegaron 19 personas de las cuales, quizá una o dos tengan carrera judicial, el resto no.

Por eso es importante que evalúe la posibilidad de proponer cambios en el Poder Judicial. Sé que las limitaciones de su equipo de trabajo le impiden concentrarse en otros temas. Lo entiendo, pero es necesario que aquellos que están junto a usted o quizá un poco más lejos, dejen de hacer las cosas a su modo y piensen en Veracruz. Vaya, si su secretario de gobierno Eric Cisneros hace un buen trabajo como chapeador déjelo allí, hay mejores personas con categoría y experiencia que pueden ayudarle en la Secretaría de Gobierno y hay mejores personas que podrían ocupar la Junta de Coordinación Política en el Congreso del Estado, sobre todo que conocen de leyes.

No sé hacia dónde va su gobierno, espero que los planes sean para bien, pero quizá haciendo algunos movimientos se quite usted algunos lastres que han impedido que su administración avance.

Quedan varios pendientes importantes además del Poder Judicial, como el pago a empresarios a los que se les debe mucho dinero y yo le sugeriría que antes de decir que les quedaron a deber Javier Duarte, Fidel Herrera, Miguel Ángel Yunes o usted mismo, recuerde que ustedes no hacen obras o deben dinero, las obras las realiza el Gobierno de Veracruz y los adeudos también son del Gobierno de Veracruz. Reconocer eso legitimaría su administración y le convertiría en una persona institucional.

Le envío saludos, confiando en que las cosas mejorarán si usted acepta sugerencias. Hacer cambios en estos momentos lo convertirán en un mejor gobernante.

Atentamente

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Reportero veracruzano