Castigo físico reafirma intolerancia y violencia: Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes

821261

La Corte Interamericana de Derechos Humanos determinó que el castigo corporal es una práctica contraria a la dignidad humana y que, lejos de ayudar a la educación del menor resulta contraproducente y dañina para la salud sicofísica de los hijos, recordó el responsable de la coordinación interinstitucional del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, Francisco Castellanos, respecto al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que por dar nalgadas, padre o madre podrían perder patria potestad de sus hijos.

Consideró que urge corregir la idea que justifica el maltrato como la única forma que los padres tienen para educar, pues reafirma en la sociedad la intolerancia y la violencia, grabando en el inconsciente colectivo pautas de conducta negativas que se reproducen en la edad adulta.

Dijo que detrás de la resolución de la SCJN está una manera de pensar y de actuar sumamente arraigada, porque se empieza por la nalgada que puede ser una cadena para lastimar y no una herramienta de educación y agregó que existe un vacío en los métodos de educación con los que cuentan las familias.

Fuente: Excélsior/