sábado , noviembre 28 2020

Con nuevo titular en Centro SCT-Veracruz los constructores locales esperan obras

l

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Xalapa, Ver.

El empresario y titular de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gabriel Rivera Cerdán dijo que gracias al esfuerzo de distintos líderes se logró que se nombrara a Martín Ramón Álvarez Fontán como director del Centro SCT-Veracruz.

En entrevista, reconoció que había descontento con el anterior director, Adalberto Vega Regalado, pues incurrió en actos de corrupción no sólo para preferir a empresas foráneas para que realizaran obras en la entidad, sino que avaló que empresas fantasmas también se apropiaran de obras.

“Lo peor es que no sólo las benefició, sino que además se les consintió tanto que los empresarios se fueran, se quedaran con el dinero y las obras se quedaran tiradas”.

Modesto, en el sentido de que poco habla de que fue uno de los artífices para que se hiciera ese movimiento, dijo que lo importante es que haya obras en la entidad para que se reactiven económicamente los empresarios.

Además, Rivera Cerdán ha trabajado a la par de otros empresarios para que el gobierno federal se dé cuenta de que aquí en Veracruz se cuenta con tecnología y la capacidad para realizar grandes obras.

De antaño muchos empresarios veracruzanos fueron ignorados, pero en esta administración morenista se acentuó más el desprecio hacia la mano de obra veracruzana: “Pero habrá reformas importantes en la Ley de Infraestructura para que se acabe la corrupción y los funcionarios van a pensarlo dos veces antes de cometer alguna anomalía”, dijo.

El empresario dijo que esta administración federal debe combatir a fondo la corrupción, pues casi en todo el país hay descontento en la asignación de obras: “Las obras son para los que saben, los que concursan y tienen la capacidad para hacerlas, no para los amigos”, añadió.

Con el nuevo director del Centro SCT-Veracruz por lo menos saben que es veracruzano y más que hacer preferencias da piso parejo para que no haya ventajas para nadie.

El anterior director, dijo, avaló a empresas que no daban certidumbre y hubo muchas cosas raras.

Sobre la situación actual en Veracruz, comentó que es necesario que el gobierno de Cuitláhuac García voltee a ver a los empresarios de Veracruz: “Él es veracruzano y sabe que hay que reactivar la economía. El gobierno asigna las obras pero somos nosotros los que invertimos y queremos trabajar”.

Por ello, dijo, muchos empresarios se aliaron estratégicamente para proponer al gobierno la realización de 200 mil obras pequeñas para reactivar la economía: “La asignación de una obra permite que haya una reactivación en muchos sectores”.

Ya no es tiempo de ver obras tiradas en todo el estado: “Hemos realizado recorridos por la entidad y vemos qué hay obras que están tiradas por empresas foráneas, lo vemos en la entrada de Coatzacoalcos, una obra que la lleva una empresa foránea y que debió entregar en diciembre, está sin concluir”, remarcó.