Desatiende población llamado de autoridades para protegerse

  • El puerto de Coatzacoalcos es uno de los tres municipios veracruzanos con más casos de Covid-19.

Coatzacoalcos, Ver.

Pese a que las autoridades municipales emitieron un aviso de que habría -a partir de hoy- un nuevo cierre de calles aledañas al centro de la ciudad, la población continúa aglutinándose en todas partes, sin protección y sin mantener la sana distancia propuesta por el gobierno federal.

El puerto de Coatzacoalcos es uno de los tres municipios veracruzanos con mayor número de contagios y pese a ello, la población no ha tomado conciencia de que inclusive, ya no hay capacidad en los hospitales, debido a que también son traídos enfermos de Covid-19 de otras demarcaciones.

Casi nadie ha obedecido las instrucciones, pues hay comercios cuya actividad no es esencial y que permanecen abiertos. Los vendedores ambulantes siguen saliendo a las calles sin ningún cuidado y con ello exponen a sus clientes.

Encima de ello, hay gente que no guarda su distancia en los bancos; hay familias enteras comprando en cualquier parte y lo peor es que llevan niños y a ellos también los exponen.

Peor aún, ni siquiera los trabajadores del ayuntamiento hacen bien su trabajo, pues muchos empleados andan como si nada y sin medidas de protección.

La gente parece no entender que si no se cuida o sigue las mínimas medidas de seguridad provocarán que la cuarentena se extienda, pues hay que recordar que las autoridades de salud federal explicaron que en Veracruz aún no llegan al pico de la enfermedad, pues la curva ha sido más lenta y las medidas de precaución podrían extenderse hasta seis semanas más.

El alcalde Víctor Carranza no ha apoyado a los vendedores ambulantes ni siquiera con despensas. No ha tenido el mando suficiente para que los bancos apliquen medidas más restrictivas, pues las filas son como siempre, sin que la gente mantenga la distancia que se ha ordenado y que es entre metro y medio y dos metros.

La población parece olvidar que cada vez hay más contagios y por ende, muertes.

Se espera que el presidente municipal Víctor Carranza se acerque a la población y, por lo menos, se dé una vuelta por las calles para que palpe la situación que se está viviendo ahora.