Detención del ex gobernador de Nuevo León

La detención del ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina Mora, es solo por un mes y ahora falta ver que se sostenga por lo que no hay que “entusiarmarse”, consideró el analista y catedrático del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Aurelio Collado.

“Esta detención se produjo haciendo una especie de truco legal en donde el amparo que Rodrigo Medina tenía, era en el caso de que no se presentara, es decir, el señor se presentó, y con esto la Fiscalía lo que solicitó fue esa prisión preventiva, sin violar el amparo que tenía”.

En entrevista con la primera emisión de XEU Noticias, afirmó que se trata del primer ex funcionario de la pasada administración que llega a la cárcel, pero no hay que tomarlo con “entusiasmo” porque el juez ordenó prisión preventiva para internarlo en el penal de Topo Chico.

Ante esa situación “hay que mantenernos a la expectativa”. Hace unos días Rodrigo Medina se presentó a los juzgados, “lo hizo además con una actitud muy cínica, dio declaraciones, y esto molestó a la población”.

Señaló que una de las principales promesas de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, el actual gobernador,   fue llevar a su antecesor a prisión por lo que ya era mucha la exigencia de la población.

El analista político recordó que Humberto Medina Ainslie, papá de Rodrigo Medina, fue un funcionario de Coahuila “y que fue acusado de haberse robado un equipo de resonancia magnética de un centro de salud en el estado de Coahuila, eso llevó a su renuncia, desapareció de la escena pública”.

Subrayó que se trataba de una familia de clase media que vivía de forma “modesta” y “de pronto, de la noche a la mañana, literalmente, se convierten en potentados de bienes raíces en San Antonio Texas”.

Los ingresos de la familia fueron “injustificables”, inclusive si el papá de Rodrigo Medina hubiera sido gobernador hasta por “15 años”; por lo que “no hay manera” de justificar sus bienes.