Día Mundial de Concientización sobre el Autismo

autismo (1)

Estudios revelan que las terapias con células madre del cordón y tejido umbilical, pueden ayudar a las personas con autismo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se calcula que por cada 10 mil personas en el mundo, existen 21 con autismo y afecta con mayor frecuencia a los niños que a las niñas, ya que los varones tienen cuatro veces más probabilidades de presentarlo.

En México se estima que hay alrededor de 45 mil niños con autismo. Es por esto que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concientización sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de mejorar la calidad de vida de los niños y adultos autistas para que puedan tener una vida plena y digna.

Las investigaciones y protocolos que día a día realizan los médicos dedicados a las células madre del cordón y tejido umbilical han descubierto que esta terapia celularpuede ayudar a las personas con autismo.

Estudios en diferentes partes del mundo, pero sobre todo en Estados Unidos han obtenido resultados alentadores al mejorar la irrigación de áreas dañadas en el cerebro y, por sus propiedades inmunológicas, de reducir la inflamación en el cerebro.

En nuestro país, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) ha desarrollado desde un par de años atrás, tratamientos con células madre para contrarrestar los efectos del autismo, mismos que han dado buenos resultados.

Las células madre que se utilizan para el tratamiento del autismo generan un efecto positivo en todos los órganos y sistemas corporales; sin embargo, el objetivo principal es mejorar el funcionamiento del cerebro.

En el autismo, las áreas cerebrales responsables de la memoria, concentración, atención y lenguaje sufren daños severos. Las células madre promueven la circulación sanguínea y de oxígeno hacia el cerebro, mejorando la perfusión, así como el reemplazo de neuronas dañadas y la formación de nuevos vasos.

Está comprobado que las células madre que se denominan mesenquimales son capaces de mejorar el sistema inmune y detienen la inflamación.

En la Ciudad de México existe el Banco de Cordón Umbilical BCU, una institución que  tiene la opción de guardar la sangre del cordón umbilical de tu bebé. Fue fundada en el año 2001 por un grupo de visionarios que apostaron por los avances científicos que apuntaban a la utilización de las células madre para el tratamiento de diversas condiciones y enfermedades, con la finalidad de guardar una esperanza de vida para sus usuarios.