miércoles , febrero 24 2021

Día Mundial de la Salud

Dia-Mundial-de-la-Salud

El 7 de abril de cada año se celebra el Día Mundial de la Salud. Desde su inicio en la Primera Asamblea de la Salud en 1948 y desde que entra en vigor en 1950, la celebración ha tenido como objetivo crear conciencia sobre un tema de salud para resaltar un área prioritaria de interés para la Organización Mundial de la Salud.

Durante los últimos 50 años se han puesto de manifiesto importantes problemas de salud, tales como la salud mental, la atención materno-infantil y el cambio climático. La celebración está marcada por las actividades que se extienden más allá del día y sirve como una oportunidad para centrar la atención en todo el mundo en estos aspectos importantes de la salud mundial

Debido a la importancia y necesidad de que todos los países trabajen en prevenir, ayudar y conservar o restituir la salud, las Naciones Unidas crearon en 1945 la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta organización internacional trabaja para mejorar la salud física y mental de los individuos. Además, hace hincapié en la necesidad de que todos los países establezcan sistemas que tengan como fin ayudar a prevenir, conservar o restituir la salud. Sin un compromiso de los países por mejorar sus sistemas de salud y aumentar las inversiones en salud pública, no es posible que la población afronte riesgos para la salud tan graves como las epidemias, los desastres naturales, los problemas nutricionales o los accidentes.

Sin embargo, antes de que promediara el siglo, y coincidiendo con el final de la Segunda Guerra Mundial, surgió una comprensión moderna de la salud, tal como se consagra en la Carta de Constitución de la Organización Mundial de la Salud (1946): ‘La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de afecciones o enfermedades ‘. Pero esta definición también fue rechazada por diversos autores, por considerarla utópica, estática y subjetiva (Salleras, 1985). Utópica, porque no existe un estado completo de salud; estática, porque no considera que la salud es algo dinámico y cambiante y subjetiva, porque la idea de bien o malestar depende del propio individuo y de su percepción.

De este modo, se han ido realizando diversas definiciones del término, intentando incidir en diferentes aspectos del mismo, y tendiendo a modificar los ‘errores ‘ criticados en la definición de la OMS, como puede verse en la tabla adjunta donde recogemos la evolución del concepto desde las definiciones clásicas a las actuales.

Lo que sabemos actualmente es que la salud viene determinada por cuatro factores, interaccionando entre sí. Esos factores, desglosados, son:

Factores ligados a la atención sanitaria: donde se incluyen la cantidad, calidad, gratuidad y acceso a los servicios sanitarios. Son factores que escapan al control del individuo.

Factores biológicos: donde se incluyen aquellas causas ligadas a la genética y el envejecimiento celular. Son factores internos del individuo.

Factores ligados al medio ambiente: incluyen desde los contaminantes ambientales a la presión sociocultural, dentro de un grupo de factores externos al propio individuo.

Factores ligados al estilo de vida: comprenden un conjunto de decisiones que el propio individuo toma respecto a su salud.