Discursos de odio, alerta para la diversidad sexual

En el Día Mundial de Lucha contra la Homo, Lesbo, Bi, Transfobia, que se conmemora este 17 de mayo, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), alerta sobre el riesgo de que la violencia, en todas sus manifestaciones, se intensifique hacia las poblaciones de la diversidad sexual.

Hay voces desde espacios de poder político, y en grupos conservadores antiderechos, que insisten en invisibilizar a las personas de la diversidad sexual, negarles derechos y estigmatizar las identidades de género diversas, particularmente de las personas transgénero y transexuales, sector poblacional que de acuerdo con el Observatorio de Personas Trans Asesinadas, en México, entre 2008 y septiembre de 2020 registró 528 asesinatos de sus integrantes.

Por ello, en 2021 el PRD abrió sus puertas y realizó el Primer Congreso Nacional Trans que reunió a 250 activistas de este colectivo para dialogar sobre los problemas que les afectan en todo el país, y así construir una agenda política y legislativa conjunta.

Además de la abierta violencia verbal y física que sigue afectando a quienes no son heterosexuales en México, la falta de compromiso de quienes hoy tienen la mayoría legislativa y ocupan el mando del gobierno federal, ha redundado en un retroceso de los logros que el activismo construyó en las últimas décadas y que comenzaron a tener frutos a finales de los años 90, cuando el PRD ganó la Ciudad de México y mayorías legislativas.

La conmemoración de esta importante efeméride constituye la oportunidad de recordar que a tres años del sexenio de la autodenominada Cuarta Transformación, las libertades de la diversidad sexual se encuentran estancadas, el presidente y su partido Morena se han adjudicado avances, sin embargo, estos han respondido a una inercia progresista que ya permeaba en la sociedad civil organizada.

Fieles a la idea del Ejecutivo federal que en campaña planteó someter a consulta el matrimonio igualitario en el ámbito federal, a la fecha, las mayorías morenistas en los congresos de Durango, Guerrero y el Estado de México, han obstaculizado el reconocimiento de este derecho.

Al respecto, como un partido de verdadera izquierda, en noviembre pasado el PRD propuso un Punto de Acuerdo para que estos congresos locales, junto con los de Guanajuato, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, realizaran los procesos legislativos correspondientes para reconocer dicha figura jurídica. El documento fue aprobado por el pleno el 10 de febrero de este año.

Con hechos y acciones, el PRD demuestra su compromiso con las causas LGBTTTI. En congruencia con nuestros documentos básicos, pugnamos porque en México la diversidad sexual viva libre de prejuicios y fobias, y que más allá de cualquier efeméride, se haga visible fuera de todo gueto y acceda en igualdad de condiciones a todos los derechos.

Por ello, como una auténtica izquierda socialdemócrata, impulsamos una real representación y participación LGBTTTI en espacios de decisión política. Aceptamos y fomentamos las acciones afirmativas logradas por la diversidad sexual a través de estrategias jurídicas para garantizar el ejercicio de sus derechos político-electorales, e incluso impulsamos un protocolo en el INE para garantizar el derecho al voto de las ciudadanías trans.

Sin embargo, es necesario generar mecanismos que consoliden esta representación política y avanzar así en el combate a la LGBTfobia, pues si bien las acciones afirmativas constituyen un paso importante para el colectivo LGBTTTI, el legítimo derecho a la confidencialidad de la orientación sexual o la identidad de género de las personas, deja huecos abiertos a personajes deshonestos que usurpan espacios destinados a la diversidad sexual.

En el Día Mundial de Lucha contra la Homo, Lesbo, Bi, Transfobia, rechazamos el conservadurismo y la simulación del gobierno federal y su partido hacia las poblaciones LGBTTTI, y reiteramos nuestro rechazo a los discursos de odio que sin duda, son una luz verde que acrecienta la ola de violencia que azota al país, alienta la discriminación hacia minorías, y desarticula a los movimiento sociales, entre ellos, el de la diversidad sexual.

¡Democracia ya, Patria para todos y todas!