Dos hombres reciben condena de 20 años por secuestro de migrantes

carceles

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que el Juez de Segunda Instancia del Ramo Penal de Comitán, dictó sentencia condenatoria por 20 años de prisión en contra de Carmelino Santis Pérez y Alejandro Jerli Santis Hernández, por el delito de secuestro exprés en agravio de dos migrantes de origen guatemalteco.

Lo anterior, luego de analizar las pruebas presentadas por el Fiscal del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en Contra de inmigrantes.

De esta forma, la autoridad judicial dictó la sentencia por los hechos ocurridos el 24 de octubre del año 2013 en el municipio de Comitán, delito por el que el Ministerio Publico dio inicio en su momento a la averiguación previa 026/FEDCCI-CJ-05/2013.

Cabe destacar que, en aquel momento las víctimas rindieron su declaración ministerial y manifestaron que al viajar a bordo de un autobús en el tramo carretero Comitán-San Cristóbal, dos sujetos hicieron la parada e ingresaron a la unidad.

Posteriormente, Carmelino Santis Pérez y Alejandro Jerli Santis Hernández bajaron del autobús a las víctimas para trasladarlas a un hospedaje en el municipio de Comitán, donde fueron abusadas sexualmente.

Además, los victimarios solicitaron una cantidad de dinero a sus familiares a cambio de su libertad.

Durante el desahogo de las diligencias, ambos sujetos fueron plenamente identificados por las víctimas como sus agresores, por lo que la Fiscalía de Migrantes consignó la averiguación previa ante el Juez de la causa.

Cabe destacar que, los ahora sentenciados continúan siendo investigados por su probable participación en otros actos de extorsión en contra de migrantes en los municipios de Comitán, Frontera Comalapa y San Cristóbal de Las Casas.

Derivado de las investigaciones se logró conocer que el modus operandi consistía en vigilar las terminales de autobuses a las que arribaban los migrantes, detener las unidades, extorsionar a los pasajeros y despojarlos de sus pertenencias.

Actualmente, Carmelino Santis Pérez y Alejandro Jerli Santis Hernández se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados número diez con sede en Comitán, donde cumplirán la sentencia en su contra.