El Punto de Inflexión se llama Veracruz

Elecciones-Veracruz

Priístas contra expriístas en cuatro entidades (Veracruz, Durango, Zacatecas y Quintana Roo), más los que se acumulen… es el distintivo de los comicios del 5 de junio, pero el punto de inflexión se llama Veracruz, porque de las 13 entidades federativas con elecciones este año, que representan el 27.9 por ciento del PIB nacional, es el Estado cuya economía aporta más (5.09 por ciento) y es la quinta a nivel nacional. También es el que tiene más votantes (5.6 millones) que representan 7 por ciento de la lista nominal, en tanto que Tlaxcala es la que cuenta con menos: 874 mil 773 (1.1 por ciento).

En la tierra “donde hacen su nido las olas del mar”, también se presentará elevada competencia, porque, asegura el Reporte Integralia, “no obstante, las encuestas de opinión pública y la dinámica de las coaliciones antiPRI que se han construido en algunas entidades sugieren que puede haber una alta competitividad electoral en Aguascalientes, Oaxaca, Puebla, Veracruz y Zacatecas”.

En el mismo tenor de la competitividad, recuerda el Reporte que el PRI y sus aliados gobiernan nueve de las 12 entidades que renovarán gubernaturas este año; la coalición PAN-PRD lo hace en tres: Oaxaca, Puebla y Sinaloa. En las elecciones previas de 2004-2005, el PRI obtuvo el mismo número de gubernaturas (nueve); el PAN, dos; y el PRD solo una.

La empresa que promueve la calidad de la democracia en México, explica, de acuerdo con procesos electorales pasados, que se aprecia una alta competitividad electoral (diferencia igual o menor a 5 puntos porcentuales) en Oaxaca, Sinaloa, Tlaxcala y Veracruz en las elecciones de 2004-2005 y en Veracruz y Durango en las elecciones de 2010. “Veracruz es la única entidad que muestra una alta competitividad electoral en los últimos 12 años entre las entidades con elecciones este año”, precisa.

La contienda por venir es por 948 cargos, entre ellos 12 gubernaturas y es el Partido Revolucionario Institucional el que cuenta con un mayor número de precandidatos designados, todos ellos de unidad. A su vez PAN y PRD han acordado alianzas en cinco entidades y podrían lograrlo en tres más.

En su análisis también establece que en el proceso electoral de las 13 entidades podrían participar 36.8 por ciento de la lista nacional de electores conformada por 80.7 millones de votantes (hasta la fecha de corte, del 5 de febrero de 2016).

Por otra parte, asegura que el Estado que más creció en su economía de 2013 a 2014, de acuerdo con datos del INEGI, fue Aguascalientes (11.2 por ciento), mientras que el promedio del crecimiento de las 13 entidades fue de 2.9 por ciento.
Para que la cuña apriete…

Por lo que hace a las gubernaturas que están en juego, resalta el estudio que los nuevos gobernadores de Puebla y Veracruz durarán 22 y 24 meses, respectivamente, a fin de homologar las elecciones locales con los procesos electorales federales en 2018:

Puebla, dice, no elegirá a integrantes del Congreso local ni de Ayuntamientos: los diputados de la LIX Legislatura (quienes entraron en funciones el 15 de enero de 2014) y los funcionarios de Ayuntamientos  (cuyas funciones iniciaron el 15 de febrero de 2014) durarán cuatro años ocho meses por única ocasión.

Sobre Veracruz expone que no tendrá elecciones para Ayuntamientos. Los integrantes de los municipios que iniciaron en 2014, estarán en su encargo cuatro años para concluir el 31 de diciembre de 2017. Los diputados al Congreso y el gobernador electo ejercerán su encargo solo 2 años.

En otro punto Integralia (que dirige Luis Carlos Ugalde), también plantea que “el PRI  es el partido que ha designado al mayor número de precandidatos a gubernaturas. Salvo el caso de Quintana Roo donde se dio la escisión de un aspirante (Carlos Joaquín), en el resto de las 11 entidades logró la unidad del partido. Cabe destacar que solo dos de los 11 precandidatos designados son mujeres (Blanca Alcalá, en Puebla y Lorena Martínez, en Aguascalientes).

A su vez el PAN y el PRD han acordado coaliciones en cinco entidades: Durango, Quintana Roo, Oaxaca, Veracruz y Zacatecas. “Todavía pueden aliarse para competir en Aguascalientes, Chihuahua y Sinaloa”, puntualizó.

En el caso de Puebla, mencionó, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, con el cual rechazaba formar una alianza con el PAN, y lo emplazó a que en un lapso no mayor de 72 horas emitiera una nueva resolución debidamente fundada y motivada. El plazo venció el 20 de febrero y el partido ratificó la decisión de no ir en alianza.

Resalta también en el análisis: “… para tres de las cinco alianzas acordadas, PAN-PRD han designado a expriístas: Miguel Ángel Yunes (Veracruz), José Rosas Aispuro (Durango) y Pedro de León (Zacatecas), este último impugnado judicialmente. En Oaxaca otro expriísta es posible precandidato, José Antonio Estefan Garfias, quien renunció al PRI en enero de 2015. En Sinaloa, otro precandidato posible, Martín Heredia, también fue militante del PRI aunque esta alianza no se ha concretado. En contraste, el PRI no ha postulado a ningún candidato a gobernador que haya militado en otro partido”.

Fuente: Sol de México/Foto: Internet