Escasez de limón a causa de extorsiones, fenómenos naturales y alto costo de fertilizantes

Miguel Ángel Gómez Ruiz

El aumento en el costo del limón –que habría subido de precio hasta un 180 por ciento- se debe a que muchos productores prefirieron dejar de cosecharlo a continuar pagando las extorsiones a grupos del crimen organizado.

Estados como Michoacán (líder nacional en producción), así como Colima, Guerrero y Veracruz, dejaron de cosecharlo, principalmente por la inseguridad, sobre todo en Michoacán, en donde gobiernan los cárteles criminales.

Según las previsiones de productores, se estima que en este período podrían recolectarse unas 100 mil toneladas de limón, cuando en 2020 se cosecharon 500 mil toneladas.

En el caso de Veracruz, en zonas como San Rafael y Martínez de la Torre ocurrió lo mismo, no sólo por el cobro de derecho de piso de los grupos delincuenciales, sino porque los productos para fortalecer las siembras, como los fertilizantes, subieron de precio y se volvieron casi inaccesibles para los productores.

Otro de los factores en contra fue el cambio climático, pues en los tres estados se presentaron fenómenos climáticos que también provocaron pérdidas. Veracruz sufrió el año pasado el azote de un huracán que provocó fuertes pérdidas a los productores limoneros.

“Al no haber producto, éste sube de precio y además, vivimos una crisis provocada por el gobierno de la que no podemos salir”, comentó Eugenio (*), un productor de limón en Veracruz.

Aseguró que otros productores, no sólo de Veracruz sino de Michoacán, le informaron que mejor dejarían perder sus siembras, pues ya no tienen capacidad para pagar las extorsiones a las que son sujetos por el crimen organizado.

Eugenio añadió que, al no haber producto disponible, lo poco que hay se vende “a precio de oro” y considera que en algunos casos el precio del kilogramo de limón sobrepasará los 80 pesos en los próximos días.

Y peor aún, el gobierno no les ayuda, pues aunque se anunció con bombo y platillo que habría apoyos económicos para los campesinos, casi nadie recibió apoyo: “Mucha tramitología, condiciones estúpidas como la de hacerte miembro de un partido y cosas así. Algunos accedieron, pero sólo porque necesitaban dinero”, dijo.

Eugenio comentó que lo único que podría ayudar es que se importara limón de otros países, sin embargo, pide al gobierno que no se deje de apoyar a los campesinos: “Vaya, ni siquiera les pedimos dinero, lo que deseamos es que se nos brinde seguridad y se persiga a los grupos que nos amenazan, de lo contrario, todo se perderá”.

(*) El nombre fue cambiado.