Exigen investigar si pruebas falsas de VIH fueron aplicadas

El Grupo Multisectorial en ITS y VIH/sida del Estado de Veracruz califica de tardía la alerta sanitaria emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) sobre las pruebas falsas de VIH, pues el lote se denunció desde el 2013, asímismo exigió que se investigue si algunas de ellas se estuvieron aplicando a la población.

Patricia Ponce explicó que las pruebas rápidas para detectar VIH Sida fueron reportadas desde el 2013 cuando era secretario de salud, Pablo Anaya, sin embargo les hicieron poco caso e incluso se siguió comprando el mismo tipo de pruebas genéricas.

El grupo multisectorial dijo que en ese año, el grupo multisectorial testó las pruebas entre sus pacientes que padecen el virus y salían negativas, lo cual les dio indicios de que las pruebas eran falsas.

“Detectamos, paramos, testamos y exigimos que se compraran otras, fue un lote de 70 mil pruebas que no tenían registro sanitarios, que eran genéricas y si nos consta que se volvieron a comprar”.

Patricia Ponce dijo que esas pruebas tuvieron un costo de 10 millones de pesos y no saben cuál fue el destino de las mismas.

Cuestionó que se hayan detectado en 2013 y hasta ahora la Cofepris haya decomisado el lote.

“Cofepris y Secretaría de salud tienen que demostrar que esas pruebas no se aplicaron, porque si se aplicaron estamos ante un problema muy serio”.

Respecto al centro de mezclas que denunció el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, donde al parecer se creaban medicamentos falsos, dijo que desconocen si ahí se elaboraban medicamentos para combatir el VIH.

Recalcó que los retrovirales que se le entregan a los 8 mil pacientes con VIH que hay en Veracruz y que atiende el sector salud estatal las envía el gobierno federal, etiquetadas con el nombre de cada personas, por lo que descarta alguna irregularidad en ese rubro.

Asimismo, recalcó que las pruebas rápidas que utiliza el grupo multisectorial son donadas por una asociación civil y provienen de Canadá, por lo que descartan alguna irregularidad.

Dijo que las pruebas detectadas por la Cofepris las usaba para mujeres embarazadas, lo cual dijo sería doblemente grave su se aplicaron pruebas falsas.

Fuente: xeu