domingo , septiembre 19 2021

Fracasa estrategia de seguridad de Yunes Linares

La estrategia de seguridad para el estado de Veracruz y concretamente para el municipio de Coatzacoalcos ha sido un rotundo fracaso, pues a pesar de la presencia del ejército, la marina y todas las otras corporaciones policíacas la ciudad sigue en manos de la delincuencia, indicó Abraham Martínez Hernández, presidente de la Asociación Civil, Profesionales del Derecho del Sur del Estado de Veracruz.

Dijo que en el mes de agosto pasado, en una gira del ejecutivo estatal, los abogados le entregaron un oficio en el que exigen que se garantice la seguridad, pero no ha habido respuesta alguna.

Incluso añade que las corporaciones, no trabajan en un operativo claro y preciso para terminar con la alta criminalidad que se vive en esta región, “hasta ahorita ustedes se dan cuenta que hay muchas ejecuciones, robos y secuestros y no hay resultados”.

Los abogados señalaron que la seguridad fue una de las principales banderas de campaña que uso Miguel Ángel Yunes Linares, en su campaña, sin embargo la situación ha empeorado, ya casi termina su gestión de dos años y hay resultados tangibles.

Explicó que dicha asociación civil que integran un total de 35 socios, de los cuales ninguno ha sido víctima de la delincuencia o crimen organizado.

Reconoció que sus compañeros de otras organizaciones de abogados si han sido víctimas, pero no existen detenidos, elementos o indicios de prueba con los que el gobierno acredite que está enfrentando al crimen, pero hasta ahora prácticamente no han hecho nada.

Asimismo criticó el deficiente trabajo en la fiscalía, debido a que ha habido detenidos por otros delitos, pero por la mala integración de los expedientes, los imputados, fácilmente logran su libertad y esto se debe a la falta de profesionalización del personal de la fiscalía, que debe de trabajar en coordinación con las otras dependencias.

Pero lamentó que el persona no tiene conocimientos técnicos y científicos para la buena integración de un expediente, porque en primer lugar, todos los indicios que se levantan en el lugar de los hechos se tienen que hacer con técnicas adecuadas, porque si no se contaminan los indicios que al final no sirven para fincar una responsabilidad penal.

Y en este caso, si la fiscalía no presenta pruebas que acrediten que se cometió un delito y la participación de la persona, el juez no podrá fincar una responsabilidad y tampoco podrá dictar una sentencia condenatoria, aunque el imputado haya cometido el delito, afirmó.