Gobierno Federal supervisa recuperación de Cascadas de Agua Azul

El gobierno de la República supervisa los trabajos de recuperación y desazolve en las Cascadas de Agua Azul, en Chiapas, para restablecer las condiciones originales del flujo de agua que las alimenta.

Por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz, viajó a la entidad para evaluar los avances, pues conforme a la instrucción del primer mandatario los trabajos concluirán en la primera quincena de diciembre.

El funcionario se reunió con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, así como con el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, y funcionarios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de la Secretaría de Medio Ambiente.

El director general de Conagua informó que ya comenzaron los trabajos de limpieza y desazolve de los sedimentos alojados en el lecho del cauce del brazo derecho del río Agua Azul, el cual conduce a las cascadas.

Además detalló que se ha trabajado de la mano con las comunidades afectadas para restablecer el caudal en las cascadas, mientras que el gobernador de Chiapas reiteró el compromiso de su administración para acompañar los trabajos y lograr que la zona se recupere a la brevedad posible.

Guzmán Ortiz comentó que el presidente dio indicaciones precisas para acelerar los trabajos que realiza la Conagua a fin de que estén listos antes del 15 de diciembre, todo ello con el fin de restablecer el atractivo turístico que permite una fuente importante de ingresos de las familias de esta región de Chiapas.

En la reunión también se acordó que la próxima semana las autoridades de Semarnat y Conagua, así como el gobierno del estado, realizarán una visita conjunta para supervisar las acciones emprendidas de corto plazo, y evaluar junto con los pobladores de la zona los siguientes pasos para tener una solución de mediano y largo plazos que sea sustentable.

Cabe recordar que en días pasados locatarios y vecinos del ejido Agua Azul, en Chiapas, lograron, con voluntad, esfuerzo y trabajo, devolver el cauce del río y que la cascada grande regresara casi a la normalidad, luego de que se estaba secando tras los sismos de septiembre.

Con los trabajos realizados por los habitantes de Agua Azul, que consistieron en romper parte de la piedra y quitar los escombros que bloqueaban el caudal.

Y es que las autoridades en Chiapas señalaron antes  que sería en 20 días cuando tendrían el dictamen y sólo hasta después cuando verían como reencauzar el río, ante ello los pobladores decidieron no esperar y poner manos en el río y en tan sólo 24 horas, pobladores de las comunidades cercanas a las cascadas de Agua Azul lograron recomponer el cauce de uno de los sitios turísticos y naturales más importantes de Chiapas.

Fuente Notimex/fcf