Hernaldo Zúñiga recuerda su historia musical en el Auditorio Nacional

home

Hernaldo Zúñiga ofreció un recorrido musical por lo que ha sido una trayectoria de más de 40 años en la que ha cautivado a través de sus composiciones y su canto que conquistó el Auditorio Nacional donde se presentó la noche de este miércoles.

A las 20:40 las luces se apagaron para dar paso a unos videos que recordaron la carrera del nicaragüense y sus presentaciones y viajes por el mundo; sólo como una introducción al gran repertorio preparado para su presentación en el Coloso de Reforma que inició con “Al otro lado del mundo”.

El compositor que se hizo acompañar de cinco músicos entre ellos un percusionista, un pianista y un baterista continuó la velada siendo muy fiel al sonido de sus discos en temas como “Que increíble es la distancia”.

“Buenas noches México, un placer estar de regreso en esta su casa, es un privilegio estar aquí. Vivimos un mundo tan separado que es muy celebrable cuando a través de la música nos unimos. Vamos a hacer un recorrido desde la inocencia, como cuando escribí esta canción”, destacó el cantautor para interpretar “A mi aire”.

Siempre entre gritos, aplausos y “te amos” ofrecidos por el público que sólo puso ocupar la mitad del recinto, el cantante regaló “septiembre” o “ruido” en un ambiente de celebración y nostalgia romántica, además de historias de su vida y de seres queridos que lo inspiraron a escribir.

“Voy aprovechar de cantar todas las canciones terribles en un solo momento y esta la hice como una plegaria pero ojalá llegue un día en que no se deba cantar, hoy es casi una carta urgente y se va a ser bien compartida por ustedes”, exclamó el autor.

Hernaldo pidió un poco de agua antes de interpretar “Que nos dejen en paz”, con su voz de melismas finales, fuerza y calma de ojos cerrados que siguió con “Dame un abrazo, un lápiz y un papel”.

Los recuerdos se convirtieron en gritos de emoción al sonar la primera estrofa de “Te llevaré” acompañada de la guitarra acústica de Zúñiga que no pierde el tono de la voz con la que conquistó en su juventud y que acompaña el sentimiento que también sigue haciendo vibrar en cada nota.

Asimismo su característica interpretación dio vida a temas como “Con el primer olor de la mañana” y “Después de todos estos años”, no sin antes recordar al poeta Fernando Pessoa y sus creaciones.

“Después de todos estos años”, como un himno a la fortaleza y amor propio recibió una gran ovación que sólo cedió ante el discurso del compositor quien habló del amor y de las relaciones hermosas que se sostiene con el paso del tiempo; “que sepamos encontrar a esa persona”, fue el deseo del cantante que se robó el corazón de los asistentes con “aún te quiero”.

El compositor, fiel al ritmo y estilo continuó provocando gritos con popurrís en los que mezcló temas como “Quiero saber todo de ti”, “Pasajero” o “Ese beso que me has dado”, siempre disfrutando de la música e imprimiendo el sello de su voz suave y comprensiva que sorprendió con “procuro olvidarte”, original de Manuel Alejandro, tema que sacudió a la audiencia expresiva en gritos y palabras, pero también coros.

Dentro del repertorio, el cantante de 60 años también recordó grandes éxitos como compositor y dio la bienvenida a sus invitadas, creando el éxtasis del concierto.

“En el piano de su salón empecé a construir los primeros acordes y la vida hizo que dos de las personas que estaban en esa casa, tiempo después iniciaran un camino profesional muy muy exitoso y con otra persona más, hicieron un universo que nos trajo muchas bendiciones a ellas y a esta música”, señaló el compositor que a su manera presentó a Pandora.

“Me voy a despedir esta noche con esta canción que ni si quiera es de ellas, es de ustedes”, se despidió el autor ganándose el exasperado aplauso que se hizo más grande cuando las tres intérpretes se unieron a su talento, creando un momento de abrazos, magia y nostalgia que enchinaron la piel entre luces rojas y las voces femeninas en el tema “Cómo te va mi amor”.

Fuente: Notimex/