Inmovilizan el sur

770KaT2FvOGbl

Cientos de pobladores procedentes de municipios de la Sierra de Soteapan y de otros municipios, bloquearon por más de tres horas la autopista que conduce a la ciudad de Villahermosa, Tabasco, la carretera a Coatzacoalcos y el acceso a la ciudad de Minatitlán, inmovilizando con ello a toda “la llave del sureste”.

Ayer a las 11 y media de la mañana al punto estratégico entre Cosoleacaque y Minatitlán conocido como “La curva del camarón”, inició la movilización, posteriormente se despejó las vías de comunicación a las 14:00 horas, para continuar con una marcha por el bulevar Institutos Tecnológicos hacia el interior de Minatitlán, llegando solamente al crucero principal de la entrada de la colonia Insurgentes Norte, en donde continuaron su mitin y allí terminó su protesta.

El Ayuntamiento de Tatahuicapan a través de una bambalina pronunció abiertamente su solidaridad con los maestros oxaqueños en conflicto, pidiendo “alto a la represión contra los maestros”, en tanto en un puente pendían bambalinas indicando “Fuera Peña” y “Todos somos Oaxaca”. Algunos manifestantes portaban pancartas en donde se leían mensajes como “Ni un muerto más”, “Muera el mal gobierno” y “Fuera Peña”, siendo la voz de consigna “Oaxaca, aguanta, que maestros de Veracruz se levantan”.

Los principales actores políticos que encabezaban este movimiento, fueron los exalcaldes de Tatahuicapan, Esteban Bautista Hernández y Celerino Bautista Luis, así como los integrantes de la actual comuna: el alcalde Filogonio Hernández Bautista, el síndico Oscar Alejandro Salazar Cuevas y el secretario del mismo Ayuntamiento, Eusebio González Hernández, quienes convocaron a participar en este movimiento al que respondieron alrededor de cinco centenas de maestros y ciudadanos de Pajapan, Mecayapan, San Pedro Soteapan, Tatahuicapan, Zaragoza, Jáltipan, Oteapan, Chinameca, y algunos otros.

SE DETUVO EL FLUJO VEHICULAR
Mientras duró el bloqueo se detuvo el flujo vehicular en la autopista y en la carretera hacia Coatzacoalcos y al interior de Minatitlán, causando la molestia y desesperación de cientos de personas en tránsito que quedaron varadas, soportando el intenso calor ambiental sin la posibilidad de tomar alguna ruta alterna para llegar a su destino, y sin la posibilidad de conseguir agua para beber, padeciendo como terceros afectados la movilización magisterial.

Largas filas de tráilers transportadores de productos perecederos, camiones repletos de pasajeros y unidades particulares, se observaron varados a lo largo de varios kilómetros en todos los sentidos.