La comezón de Cuitláhuac García por los aficionados porteños

  • Les quiso comprar equipo de futbol, de basquetbol y sólo trajo a los Rojos del Águila.

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Xalapa, Ver.

El gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez, que anteriormente poco recurría a medios de comunicación, a menos que fuera atrapado en algún evento al que acudiera, ahora se dedica a realizar el mayor número de ruedas de prensa desde palacio de gobierno.

La razón es sencilla, quiere ayudar en lo que concerniente a su partido, Morena, pues al parecer los números no la favorecen para la elección del próximo 6 de julio.

A él, de manera particular, los números jamás le han favorecido. Cuitláhuac García le debe la gubernatura al presidente Andrés Manuel López Obrador. Si no hubiera habido una elección de presidente o de renovación del Congreso federal, Cuitláhuac García no sería gobernador de Veracruz, eso es seguro.

Y la razón de sus continuas ruedas de prensa van en torno a una región que a Morena le ha costado trabajo y que se supone, seguirá costándoles trabajo ganar y es la zona conurbada. En Morena se han propuesto a que en esta elección se llevarán toda la zona conurbada, no sólo Veracruz y Boca del Río, sino también Medellín y lo que caiga.

Para Morena es complicado, pues los últimos meses no han sido muy buenos en la entidad. Muertos, narcotráfico, malos servicios de salud, la economía en vilo y en realidad todo ha sido malo para el gobernador veracruzano.

Vaya, hasta el esfuerzo para adquirir un equipo de ascenso o de Liga Premier le salió por la culata, pues el estado no es dueño del nombre de los Tiburones Rojos de Veracruz, cuyo dueño sigue peleando que el equipo vuelva a la liga principal en México, algo casi imposible.

Sin embargo, más imposible para el gobierno de Veracruz, que no cuenta con dinero para adquirir una franquicia y hasta se ofreció a tenerla. Pugnó por un equipo cercano a Veracruz pero al final no le salieron las cuentas.

Después se aventó el albur de traer a los Rojos del Águila de Veracruz, pagados con dinero del gobierno que encabeza. El equipo lleno de veteranos con poco que dar en la Liga Mexicana y con una remodelación al estadio universitario, con varios botes de pintura y un grupo de trabajadores que más o menos lo dejaron como estaba.

Y presumiendo a grandes estrellas, como el cubano Yasiel Puig, que fracasó en las Ligas Mayores y que hasta estuvo a punto de ir a la cárcel por sobrepasarse con una mujer. Ahora vendrá a hacer su show en los próximos días al puerto de Veracruz.

Y con ganas de querer ganarse a una afición que no lo quiere, hasta se ofreció a traer a un equipo de basquetbol para que se llame Halcones de Xalapa, sólo que ahora sin el patrocinio de la UV. En fin, además de toda la parafernalia de un gobierno que no ha cumplido, con funcionarios que no llenan el perfil, algunos que no tienen ni capacidad para ser jefes de área, pero que están allí tan solo porque el mandatario les dio trabajo.

Así las cosas con este gobierno progresista. Y lo más seguro es que no ganarán o bien, no lo ganarán todo en la próxima elección.