La historia delictiva de Sergio Guzmán Ricárdez

(Nota de opinión)

Coatzacoalcos, Ver.

El candidato de Morena a la diputación local por el distrito rural de Coatzacoalcos, Sergio Guzmán Ricárdez tiene su historia, luego de haber sido destituido como director de Seguridad Pública en Agua Dulce, a manos del entonces gobernador, Miguel Alemán Velasco.

En aquél entonces, se le descubrió como un sujeto peligroso, al que acusaron de tortura, corrupción y robo, tal y como lo han informado otros medios.

Las publicaciones sobre su historial siempre estuvieron allí, sólo que el ahora candidato se resguardó en Morena, a quien juró lealtad tal y como lo hizo con otros partidos políticos.

Como jefe policíaco encabezó un grupo que se dedicó a desestabilizar la región, actuando contra la población y hasta con los delincuentes. No en balde fue protector de sujetos como Fausto Caudillo y Guillermo Arredondo.

Como jefe policíaco logró hacerse de recursos y todo porque siempre actúo sin apego a la ley: “Él era el jefe y sólo se respondía a sí mismo”, comentó un expolicía que declaró bajo condición de anonimato.

Fue protegido de Jorge Luis Pérez León, alcalde en aquél entonces, con todo y que Guzmán Ricárdez fue denunciado ante el gobernador Alemán Velasco, acción que ejecutó un juez que estaba adscrito a la Dirección de Seguridad Pública Municipal, Luis Mijangos Flores. La denuncia fue presentada al Congreso local. Mijangos Flores por temor a daños a él y su familia renunció a su cargo.

Entre las acciones que realizaba Guzmán Ricárdez, era detener a personas que portaba armas ilegales y les quitaba todo el dinero posible para dejarles en libertad.

“Robaban todo, dinero, alhajas y todo lo que fuera posible”, comentó alguien por allí y eso lo hacía frecuentemente.

El asunto se extendió y el propio gobernador Miguel Alemán ordenó al secretario Alejandro Montano Guzmán, a que se destituyera a Sergio Guzmán Ricárdez, por los malos manejos y la corrupción que reinó durante su gestión.

Con el paso de los años y protegido por Morena, ganó la alcaldía de Agua Dulce y actualmente es candidato a la diputación local. Pero tras de sí, hay una historia de corrupción y delitos sin castigo.

De hecho, ahora en Morena, partido en el que parecen especialistas en detectar y arropar a sujetos con historias controversiales y delictivas, el alcalde con licencia siempre hizo lo que quiso en la administración que aún no culmina, pues cada evento en el que participó siempre estuvo implícito que las ayudas debían partidizarse.