Marinos y Policías vigilan Agua Dulce tras saqueos

882078

Agua Dulce, Ver.- Más de 400 elementos de Seguridad Pública del Estado, Fuerza Civil, Policía Federal y Secretaría de Marina Armada de México, ingresaron a este municipio aproximadamente a las once de la mañana, para recuperar la paz en esta localidad que fue saqueada durante 24 horas ininterrumpidas.

Los ataques simultáneos iniciaron a las once de la mañana del pasado jueves, resultando totalmente robadas cuatro tiendas departamentales, un supermercado, cinco abarroteras, una joyería, dos mueblerías y más de doce tiendas de autoservicio, así como dos carnicerías y casas de empeño, cajeros automáticos y tiendas de telefonía fija y celular.

El primer convoy que ingresó a la ciudad estuvo compuesto por más de quince patrullas de Seguridad Pública del Estado, cuyos elementos se encuentran fuertemente armados y con equipo antimotines, así como de la Fuerza Civil con personal de elite para el combate a la delincuencia.

Posteriormente las fuerzas de seguridad avanzaron hacia la colonia Centro, sobre la calle Primero de Mayo, donde se desplegaron en la red de callejones de esa área en persecución de sospechosos, teniendo que accionar sus armas de fuego al aire para ahuyentar posibles actos hostiles desde los techos de los edificios.

Tras recorrer el centro de la ciudad y la avenida Francisco I. Madero, los grupos se congregaron en el parque Libertad donde los mandos tuvieron una reunión estratégica, para determinar las colonias donde se llevarían a cabo cateos y detenciones.

Cabe señalar que durante los recorridos se logró la detención de varios sujetos a bordo de motonetas, a quienes se les encontraron mercancías robadas.

Al notar la presencia policíaca, grupos de personas que al parecer pretendían participar en más ataques a comercios, comenzaron a dispersarse y desaparecieron de las calles, así también casi no se observaron taxis circulando en la ciudad debido al desabasto de gasolina que existe en el municipio desde el pasado miércoles por la noche.

En tanto que los comerciantes de distintas tiendas iniciaron el traslado de sus mercancías a bodegas seguras para evitar ser víctimas de los saqueos, se teme que muchos de los comerciantes e inversionistas foráneos decidan cerrar sus tiendas de forma permanente, lo cual impactaría de forma negativa al de por si lastimado comercio local.

Fuente y foto: AVC/cna