México, sin margen para aumentar deuda

La “consistencia” del proyecto presupuestal de 2019 y el plan económico que proponga el nuevo gobierno tras asumir el poder, se añadirán a los factores de análisis de Standard & Poor’s (S&P) para confirmar o modificar la nota crediticia México, aseguró Roberto Sifón Arévalo.

Por su parte, el gerente analítico de Soberano, Sebastián Briozzo, consideró que las medidas de política económica que aplique el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, así como el manejo de la deuda, del que dijo es un factor que ya no tienen margen para aumentar, son elementos a observar sobre la nota crediticia del país.

“El presupuesto es una herramienta importante, pero no es la única. Vamos a estar mirando el presupuesto, así como otros anuncios de diseño de política y acuerdos que se logren o no. No hay a este nivel de calificación tan alta como tiene México un factor en sí mismo que mueva la nota.”

Cabe recordar que la calificación actual para México es BBB+ con perspectiva estable, que se encuentra tres escalones por encima del grado de inversión.

En rueda de prensa, Briozzo señaló que México tiene poco margen de maniobra para elevar su grado de endeudamiento, pero si empieza a distorsionarse ese factor, la nota crediticia sería modificada.

En este sentido explicó: “Si empezamos a ver modificaciones en la deuda de 5, 8 o 10 puntos porcentuales del PIB, la calificación actual no sería consistente con ese nivel de endeudamiento adicional, y llevaría la calificación hacia abajo, no necesariamente debajo del grado de inversión.”

El director global de análisis de soberanos de S&P, Roberto Sifón, explicó que si bien la cancelación del proyecto del aeropuerto en Texcoco fue trascendente, también el impacto real de dicha decisión aún no se puede cuantificar en el contexto macroeconómico del país.

Sifón Arévalo puntualizó que “lo que ha pasado con el aeropuerto, a nosotros nos despierta algunas señales de atención; si esto se prolonga o se extiende a otros sectores de la economía o de la discusión de política económica, puede llevar a unos riesgos que deberemos de incorporar al análisis, pero es un poco pronto para inferir que ésta será la tendencia con el gobierno.”

Refirió que para S&P no existe un modelo de gobierno exitoso por el cual inclinen la evaluación soberana, y en el caso particular de México se ha dado a conocer que habrá algunos cambios.

 

 

Fuente:ElUniversal