viernes , septiembre 24 2021

Morirían sepultados vivos

Gregorio A. Hernández/Coatzacoalcos

A punto de morir sepultados, estuvieron cuatro empleados de una empresa privada que presta sus servicios a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quienes trabajan en la introducción de red eléctrica subterránea y quienes por trabajar sin las medidas pertinentes de seguridad fueron aplastados por un alud de arena y escombros.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:00 horas de este jueves, en la esquina de Juan Escutia y Mariano Matamoros de la colonia Manuel Ávila Camacho, debido a la vibración por el paso de vehículos, la arena se les fue encima cuando trabajaban en un canal de un metro y medio de profundidad.

Por fortuna fue rápida la acción de los elementos de Protección Civil y Bomberos, quienes rescataron a los obreros identificados como Ricardo Ramírez Rosales, de 26 años de edad, Leonardo Juárez Rosario de 28, Luis Enrique Ramírez de 26 y Alegro Gómez Lara de 32.

Los sobrevivientes a estos hechos dijeron que de manera repentina la arena y el concreto se comenzó a deslizar hacia el canal en donde se encontraban laborando en la colocación de cableado, dos de ellos lograron salir, mientras que los otros dos quedaron atrapados y el que se reporta grave es Luis Enrique Ramírez, a quien le cayó parte la loza que se colapsó por la misma obra.

De primera instancia, los heridos fueron auxiliados por sus mismos compañeros, quienes solicitaron el auxilio de los cuerpos de emergencia, llegaron al sitio los elementos de Protección Civil y Bomberos y más tarde los paramédicos de la Cruz Roja.

Estos últimos auxiliaron a los lesionados quienes fueron canalizados al hospital general de zona número 36 del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde uno de ellos se reporta en estado de salud grave y el otro fuera de peligro.