No pecan, cultivan la amapola por necesidad, justifica obispo de Chilpancingo

3f201500-dfa3-4224-b565-a09bab12327f

El obispo de Chilpancingo Salvador Rangel Mendoza justificó que los habitantes de las comunidades de La Sierra y La Montaña de Guerrero no pecan al cultivan la amapola debido a que lo hacen por necesidad.

Manifestó que la Iglesia no condena a estas personas ya que afirmó que cultivan este enervante debido a la falta de opciones por parte del gobierno para sobrevivir, al asegurar que quienes se dedican a esta actividad lo hacen porque son las personas más marginadas del estado y del país.

Agregó que quienes cultivan amapola ya cargan con un estigma de llevar las manos negras de por vida, ya que al rayar el bulbo de esta flor, al contacto con el aire se vuelve negro y esl químico que produce les mancha las manos e incluso les tira las uñas.

Fuente: El Universal/