No se asolee en exceso para no sufrir el golpe de calor

sweating young man with a towel

El director del hospital de Coatzacoalcos pidió a la ciudadanía que no se asolee en exceso para no sufrir el golpe de calor, ya que esto puede poner en riesgo provocando una falla en los órganos vitales, y la eliminación excesiva de electrolitos naturales. Se tiene le mòdulo de hidratación oral e intravenosa. Evitar exposición al sol de 9 am a 3pm. Evitar salir a la calle o suar gorro protector solar y estar hidratado.

Un golpe de calor o shock térmico es uno de los casos más graves de hipertermia. Es elsobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a las altas temperaturas o un exceso de ejercicio físico. La falta de hidratación hace que diversos órganos dejen de funcionar como lo harían de forma habitual. El golpe de calor se origina a consecuencia de un fracaso agudo de la termorregulación y constituye una urgencia médica extrema porque es a la vez de aparición muy rápida (de 1 a 6 horas) y de evolución fatal (puede ocasionar la muerte en menos de 24 horas si no se trata rápidamente).

El calor suave resulta agradable, pero en exceso puede llegar a producir problemas. Un golpe de calor se origina cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40º. El organismo humano funciona a unos 37º y es bastante sensible a las variaciones externas. Para ello, dispone de mecanismos que regulan su temperatura, como el sudor, y distribuyen el calor mediante la sangre y lo expulsan hacia el exterior. Cuando se sufre un golpe de calor todos estos mecanismos dejan de funcionar, sube la temperatura y se pierden abundantes líquidos corporales. Todo ello eleva las probabilidades de padecer daños neurológicos e, incluso, de morir.

La temperatura a la que se puede producir un golpe de calor varía según el individuo. Las personas mayores de 65 y los niños menores de seis años son más vulnerables, así como los turistas que viajan de zonas frías a países más cálidos.

También las personas con alguna discapacidad física o psíquica, los enfermos crónicos y los pacientes cardíacos tienen más probabilidad de sufrir un golpe de calor.