El presidente AMLO seguro de que el petróleo debe continuar como pivote de la economía nacional para que se pueda reducir tensiones sociales, porque esto ocasionará su desaprovechamiento y se cometería un serio error económico y de política social.

Actualmente se está a punto de llevar a la práctica lo aprendido de la historía. Se está en el transito Pacífico de que se puedan deshacer lastres ; poner al día, renovar, tan radicalmente como en el pasado, las bases de la convivencia social, política y económica del País. Con todo lo que se dice y se pregona en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, estamos más cerca que nunca de dominar plenamente el curso de nuestro país.

La prosperidad no está a la vuelta de la esquina; no vemos en estos primeros meses de gobierno todo color de rosa, pero tampoco lo vemos negro. «No vivimos en un mundo de milagros».