Persisten riesgos a la baja por la postura fiscal de próxima administración

La agencia Fitch Ratings cambió la calificación crediticia de México de “estable” a “negativa” y señaló el deterioro en el balance de riesgos del perfil crediticio del país, ante las preocupaciones por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Advirtió que la incertidumbre sobre las futuras políticas públicas podría impactar en la confianza de los inversionistas y dañar las finanzas del país, lo que a su vez llevaría a una baja en la calificación de los bonos soberanos de México.

Destacó que persisten riesgos a la baja relacionados con la postura fiscal de la próxima administración, al manifestar que la decisión de cancelar el NAIM en Texcoco manda una señal negativa para los inversionistas, además de que algunas de las promesas de campaña hechas por Morena, como el aumento en las pensiones, que consideró podrían ser difíciles de acomodar dentro del presupuesto de 2019.

Fuente: El Financiero/doh