Piden reparación de lámparas en la colonia Paraíso ante asaltos e intento de violaciones

oscuro (2)

Vecinos de la colonia Paraíso, enclavada en el poniente de la ciudad, hicieron un llamado a las autoridades municipales, así como a Alumbrado Público, para que reparen las lámparas que están fundidas en ese lugar, donde ya ha habido dos intentos de abuso sexual a mujeres de ese sector.

Los vecinos, dijeron que aun cuando la situación se ha reportado en repetidas ocasiones, tanto a Obras Públicas, como al departamento correspondiente, desde el mes de abril, hasta la fecha no han dado una solución al problema.

Indicaron que la calle San Juan de la colonia Paraíso, de la calle Hueyapan rumbo a la playa, está completamente a oscuras durante la noche, y quienes viven en ese asentamiento humano, después de las ocho de la noche ya no pueden salir debido a la oscuridad reinante.

Pero lo grave de esta situación, denunciaron los quejosos, es que de hace dos meses a la fecha, se han registrado dos intentos de violación a mujeres de ese lugar, debido a que los delincuentes al ver la oscuridad de la noche, y terrenos llenos de malezas, aprovechan la oportunidad para cometer sus fechorías.

Otra situación que están pasando, es que de manera continua se han registrado robos a casa habitación, y los delincuentes ayudados por la oscuridad de la calle al no funcionar las lámparas de alumbrado público, fácil llegan a las viviendas y con la misma tranquilidad se retiran sin que nadie los moleste.

Otro de los factores que les afecta, dijeron, es la gran cantidad de terrenos baldíos que existen en ese lugar, que al carecer de limpieza se llenan de pastizales, convirtiéndolos en un lugar propicio para escondite de los malvivientes.

También explicaron que la situación se le ha reportado de manera personal, al secretario de Obras Públicas, Fernando Ramos Torres, pero tampoco les ha dado una solución al problema que enfrentan, por lo que ya analizan la posibilidad de realizar una protesta en el parque Independencia.

Porque afirmaron que desde las inundaciones del año 2010, varios postes de alumbrado público, se cayeron y hasta la fecha no los han colocado nuevamente, y a esto se suman las alrededor de seis o siete lámparas que no funcionan, y una que de plano la tiró el norte.