Polémica “fiesta del año” de Ruby

rubi-baila-papa-xv-anos_milima20161226_0326_3

Rubí Ibarra García celebró finalmente sus XV años, en medio de empujones, desorden y porras de quienes viajaron cientos de kilómetros para estar en la polémica “fiesta del año”.

“Es un desorden”, dijo el Padre Felipe, quien recibió a la quinceañera en el estanque de la comunidad La Joya, en San Luis Potosí, para iniciar con la celebración religiosa.

Cientos de personas llegaron hasta este punto motivadas por el deseo de conocer a la popular quinceañera, quien adquirió fama luego de que la invitación para su fiesta se hiciera viral en las redes sociales.

“La niña está asustada ya”, dijo una de las organizadoras, quien pidió al Padre pedir orden al público y a los medios de comunicación que como una avalancha se dejaron ir sobre la festejada para obtener la mejor toma.

“Quiero invitarlos a todos a que nos comportemos. Es un momento espiritual que para nosotros los católicos es muy grande”, dijo el Sacerdote.

El descontrol se dio desde que la quinceañera salió de su domicilio, pues se impedía el acceso a las cámaras al interior de la vivienda, ya que alegaban que el programa Hoy tenía la exclusiva.

Al salir de su casa, entre un sinfín de familiares y sus chambelanes, Rubí se veía feliz, pero también preocupada al ver todo lo que se generaba por su festejo.

Después abordó una camioneta cerrada que la trasladó hasta el estanque donde se instalaron más de 10 toldos en color blanco, sillas con capelos blancos y moños rojos, para todos los invitados.

La quinceañera del año no tuvo sonrisas en su rostro durante el arranque de su festejo.

La misa inició a las 11:12 horas, con minutos de retraso debido al descontrol inicial.

“Ante muchas cámaras nos sentimos nerviosos. No estamos acostumbrados”, dijo el Padre Felipe ante decenas de reporteros que cubrieron la misa.

Don Crescencio Ibarra y Ana Elda García, papás de Rubí, atendieron los consejos del Padre, quien les pidió mantenerse humildes y nunca perder sus raíces.

AL DETALLE

El personal de la Secretaría de Seguridad del Estado de San Luis Potosí reportó que cerca de 3 mil personas asistieron a la misa.

En cuanto a seguridad, se suman 450 elementos divididos en tres turnos y comisionados a los dos lugares donde se desarrollaron las actividades del festejo.

Algunos de los asistentes viajaron desde Monterrey, Veracruz, Puebla, Ciudad de México, Ciudad Guzmán y hasta Texas, para felicitar a la quinceañera.