Pretenden en Fuerza por México quitar dirigencia a Jacqueline García

  • Planean devolver el poder a Eduardo Vega Yunes, quien había renunciado.

De acuerdo a un documento que está en poder de la Comisión Nacional Permanente de Fuerza por México y con fecha de 18 de abril de 2021, Eduardo Alejandro Vega Yunes –quien era dirigente estatal interino-, presentó su renuncia al cargo y el documento se presentó en una sesión extraordinaria.

Tras esa convocatoria, que fue firmada por el comisionado presidente de Fuerza por México, Pedro Haces Lago y por el titular del Comité Ejecutivo Nacional, Gerardo Islas Maldonado, se busca impedir el regreso de Vega Yunes a la dirigencia estatal, tras haber sido candidato a una diputación y haber perdido.

Y es que la afectada sería la dirigente interina de Fuerza por México, Jacqueline García Hernández, a quien pretenden obligar a que renuncie a su interinato para que el pariente de Miguel Ángel Yunes Linares ocupe de nueva el cargo al que ya había renunciado.

Tras asumir el cargo que votó Vega Yunes, la dirigente trabajó con su equipo y presentó resultados excelentes al comité ejecutivo nacional, sin embargo, ahora los líderes de un partido que ya no tiene representación nacional la quieren hacer a un lado.

Con la representación de Jacqueline García Hernández, Fuerza por México ganó 10 alcaldías y alcanzó una diputación por representación proporcional. De hecho, salvó su registro estatal al obtener 120 mil votos y lograr así el tres por ciento requerido.

De salir García Hernández, los exdirigentes del partido incurrirían en violencia política de género y abrirían la puerta a Vega Yunes, que en los últimos años formó parte de los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional.