Protestan obreros ante API por costosos Requisitos para trabajar al interior

api-obreros-02 api-obreros-01

Trabajadores del Sindicato de Albañiles de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), se manifestaron en la portada 1,  de la Administración Portuaria Integral (API), en protesta porque esa dependencia exigen muchos requisitos para poder acceder a sus instalaciones, generando gastos que tiene que cubrir el obrero, pero esto se gesto luego de que la empresa Tapia, descubriera que uno de los trabajadores presentara un documento apócrifo.

Vicente Aparicio Rosario, dirigente del sindicato de albañiles, comentó que todas las empresas asentadas dentro de la API, se rigen por las políticas y requisitos que les imponen la dependencia y esto afecta a los trabajadores.

Entre los requisitos, para que un obrero pueda laborar dentro de las instalaciones de la API, están el certificado médico, expedido por un laboratorio particular que les indican, donde el costo es más alto que en otro.

Deben contar también con una certificación de nombre DS3, pero para obtenerlo el interesado debe desembolsar la cantidad de tres mil pesos, cuando la situación económica en estos tiempos es crítica, agregó.

El dirigente de los albañiles, lamentó que el citado documento sea exigido como requisito indispensable, aun cuando la ley indica que la capacitación debe ser proporcionada por patrones o contratistas.

Señaló que, es la API, quien debe exigir a los contratistas a que presenten la documentación correspondiente, pero estos los mandan a que los saque la CMIC, pero tiene un costo de tres mil pesos, dicho certificado.

Destacó que todos estos exámenes y certificados, deben ser pagados por las empresas, que contratan al trabajador, porque al pagarlo el obrero, se lesiona y atenta contra su economía familiar.

Datos, recabados hicieron saber que, este problema se derivó, porque un obrero  presento un documento apócrifo, y la empresa Tapia, ayer suspendió el acceso a los obreros que construyen una bodega de la empresa purificadora de azufre.
El obrero fue despedido, pero la API suspendió el acceso a toda la empresa, lo que afectó a 160 obreros, y esto se suma al desplazamiento de obra local, porque cada que una empresa requiere mano de obra dan preferencia a los foráneos.