Rechazan militarizar puertos

puerto_tuxpan_veracruz
Representantes de marinos mercantes encabezados por Antonio Rodríguez Fritz y Enrique Othón Pacheco Georges expresaron su rechazo a la intención gubernamental de que la Marina-Armada de México tome el control de los puertos marítimos, pues alertaron que afectará las operaciones porque los marinos no saben del manejo portuario, y habría afectaciones incluso económicas.

Si la Marina-Armada de México toma el control de los puertos afectará las operaciones porque desconoce el manejo en su parte comercial y violaría la Constitución porque no lo contempla, advirtieron representantes de marinos mercantes.

Además causaría cuantiosas pérdidas económicas para los sectores importador y exportador debido a los retrasos que se generarían por marinos inexpertos en el sector mercante.

Antonio Rodríguez Fritz, secretario regional de la Organización Internacional de Trabajadores del Transporte Marítimo Américas, recordó que según la Constitución mexicana, la Armada no puede tomar acciones del ámbito civil, porque no son sus funciones.

Acusó que la iniciativa del gobierno federal enviada al Congreso de la Unión intenta despojar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a los marinos mercantes de un área que es civil, no militar.

“Dice que por presiones internacionales se efectuaría el cambio. No existe ninguna presión ni convenio internacional que requiera a México que militares tomen funciones de civiles. No existe, es mentira, el que lo dijo está mintiendo”, puntualizó.

Afirmó que sólo algunos países han militarizado sus funciones, incluidos los puertos, entre ellos Colombia, pero remarcó que la situación de México nada tiene que ver con la de esa nación sudamericana.

Señaló que la iniciativa federal está viciada de origen porque en las actuales circunstancias legales sería improcedente que la Secretaría de Marina suplantara a la SCT del control portuario mercante.

“La tentativa es presentar una iniciativa de ley que también se queda corta, porque al afectar la Constitución la misma podría resultar inmediatamente anticonstitucional”.

“Retroceder no creemos que sea bueno ni para el pueblo mexicano ni para la economía. Entes de naturaleza civil por Constitución están para ser administradas por civiles”, resaltó Rodríguez Fritz.

Hizo hincapié en que el 90 por ciento del comercio exterior mexicano entra y sale por los puertos marítimos, y si su operación se entorpece por el desconocimiento de marinos no mercantes impactará negativamente al motor de la economía.

“México ha alcanzado un punto significativo en el comercio exterior; modificar las reglas que lo han permitido sería totalmente un retroceso del país”, advirtió el representante de la OIT Américas.

Anunció que buscarán reuniones con representantes del gobierno federal y no descartó que promuevan amparos en caso de aprobarse esa iniciativa de ley.

También han iniciado pláticas con diputados federales y senadores para pedirles no aprobar iniciativas al vapor y sobre todo, contrarias al desarrollo económico y portuario nacional.