Ricardo Ahued buscará la alcaldía de Xalapa

  • Arranca la campaña casi con números parejos con David Velasco. El empresario cuenta con el apoyo de familiares y amigos.

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Xalapa, Ver.

Por el año 2000, Ricardo Ahued Bardahuil estaba concentrado al cien por ciento en su negocio, varios locales comerciales en Xalapa, capital de Veracruz. Lideraba la Cámara Nacional de Comercio en la región y a diario veía con tristeza que cientos de ambulantes se habían adueñado de la zona centro de la ciudad.

Por cualquier lado, inclusive a un metro de su negocio, se colocaban los vendedores informales, protegidos en ese entonces por Fidel Guerra y por el alcalde Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez.

Ahued Bardahuil fue paciente y llegó ese momento en que se destinaron ciertos lugares para los vendedores informales.

En aquellos años, el empresario había sido incitado por amigos empresarios y de cuando en cuando por algunos políticos a que buscara la alcaldía de la capital. Muchos le prometieron apoyo y pasados los años llegó la oportunidad. Quizá no fue por el partido político que él esperaba, pero al final, fue el PRI el que lo impulsó y ganó la alcaldía de la capital con cierta facilidad.

Fueron años duros, pero el empresario dio la cara y salió al paso en su administración. Posteriormente ganó diputaciones, tanto federal como local y posteriormente en 2018, ganó el Senado de la República bajo el auspicio del partido Morena.

Hubo momentos complicados, como cuando ocupó la Administración General de Aduanas del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Ahora, en un momento más complicado, Ricardo Ahued Bardahuil es propuesto para buscar la alcaldía de Xalapa.

El empresario jamás se afilió al PRI y tampoco se adhirió a Morena. Aceptó la candidatura al Senado por el aprecio a Andrés Manuel López Obrador.

Antes de llegar como administrador de Aduanas, Ahued Bardahuil era visto como el posible sucesor de Cuitláhuac García Jiménez, que ha sido parte de una errática administración en Veracruz. A partir de que su nombre formó parte de una pequeña lista para suplir al que quizá sea el peor gobernador del país, le sobrevino una carga de críticas que se aliviaron al llegar a Aduanas.

Tras once meses en el cargo, Ahued Bardahuil regresó al Senado y de allí, vino la propuesta para que llegara a la alcaldía.

La campaña, que inicia este martes, no será sencilla. En Xalapa el principal problema ha sido su alcalde, Hipólito Rodríguez y la población no ha estado satisfecha con su administración.

Peor aún, aunque Ahued Bardahuil llegó a tener hasta el 50 por ciento de preferencia en las encuestas, prácticamente ha sido igualado por el que será su principal rival, David Velasco Chedraui, auspiciado por los partidos PAN, PRI y PRD.

Sin embargo, la población guarda buenos recuerdos de Ricardo Ahued Bardahuil. Sin ser de Morena y a pesar de ser criticado y atacado por militantes de Morena puede ganar la elección.

A través de 20 años de conocerle y seguir su trayectoria, Ahued Bardahuil no pierde su esencia. Por su oficina han pasado empresarios, políticos, periodistas y personas de la sociedad civil y ninguno ha salido de su oficina sin recibir apoyo, económico o moral. Jamás le dio la espalda a nadie y no lo conozco como una persona que atente contra otra. Su bondad es natural y no cambiará y ese será su mejor don en la campaña, sin duda.

Tiene además al valor más grande: su familia y lo apoyarán en todo. Quizá en la campaña Ricardo Ahued sea apoyado más por sus familiares y amigos que por los morenistas y eso le dará más valor si obtiene el triunfo.