Riesgo de contagio se quintuplica por pruebas falsas de VIH no localizadas

El riesgo de contagio por un diagnóstico falso por el probable uso de las 23 mil pruebas rápidas de VIH que no han sido localizadas se quintuplica entre la población, advirtió la doctora Patricia Ponce, integrante del Grupo Multisectorial.

En entrevista telefónica con xeu Noticias la especialista recordó que la Cofepris emitió una alerta sanitaria por la repartición de estas pruebas en los centros de Salud del Estado, destinadas a mujeres embarazadas.

Las 23 mil pruebas “es muy probable que se hayan girado a los centros de Salud del Estado, que son cerca de mil, porque estaban destinadas originalmente a mujeres embarazadas. Tenemos que creer que tienen que estar estos registros en los centros de Salud del Estado”, explicó.

Indicó que los Centros de salud deben tener un registro de cuándo y de qué manera se les aplicó la prueba, lo cual debería estar siendo revisado por la Cofepris y la Secretaría de Salud federal.

En caso de las mujeres embarazadas, que llevan un seguimiento cada mes de su gestación, porque ellas deben recibir información, aceptar y firmar un consentimiento, así como su dirección y la manera de localizarla, con mayor razón se deberían estar buscando,  comentó.

Sin embargo, al momento no se tiene conocimiento de las medidas que están tomando las autoridades sanitarias ante ese caso.

Si a una mujer se le aplicó una prueba falsa, está en riesgo ella, su bebé, su pareja, así como las personas con las que tuvo relaciones sexuales sin protección.

“Está en riesgo la vida del bebé, la salud de la mujer y de aquellas parejas con las que pudo haber tenido relaciones sexuales sin protección. Además, si este hombre tuvo relaciones con otra mujer o esta mujer o aquella se volvió a embarazar sin saber que tenía VIH, la transmisión se cuadruplica o quintuplica. Si fueron aplicadas en población abierta, pues tenemos la misma situación”, comentó.

Por lo anterior todas las personas que mantienen relaciones sexuales deben usar condón, sin embargo el 80 por ciento de los veracruzanos no usan el preservativo en sus encuentros, señaló la doctora.

cna