Sancionarían a obispos de Veracruz por presunta intervención en elección a gobernador

admin_fotos_2015-12-11_Xalapa_368046.jpg

El Tribunal del Estado de Veracruz (TEV) resolvió que los recursos de inconformidad 115 y 116 promovidos este año por el PRI y Morena donde acreditó que diversos ministros de la religión católica participaron activamente en el proceso electoral de la elección a gobernador por lo la autoridad electoral analiza sancionar a diez obispos y otros clérigos.

El TEV determinó que conforme al artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia electoral aplica el principio de separación Iglesia-Estado por lo que no se puede hacer uso de los aspectos religiosos en procesos electorales por lo que la Secretaria de Gobernación debe dar vista a una posible sanción conforme a derecho en contra de los clérigos.

A continuación el apartado en el que resuelve la autoridad electoral:

Así, al quedar demostrado que la Igleia católica en el Estado de Veracruz y sus líderes religiosos: Juan Fernando Rodríguez Mesase, José Manuel Suazo Reyes; Hipolito Reyes Larios;, Alfredo Luna Murillo; Sergio Obeso R¡vera; Rutilo Muñoz Zamora; Luis Felipe Gallardo Martín del Campo; Eduardo Porfirio Patiño Leal; Juan N. Navarro Castellanos; José Trinidad Zarrlá Ortiz; Lorenzo Cárdenas Anegullín; Eduardo Ceryantes Mer¡no; Fidencio LóWz Plaza; Rafael Palma Capetillo y Helkyn EnrQuez Báeufl; desplegaron una campaña, sin ser simples manifestac¡ones aisladas, y que vistas en su conjunto constituyen una estrategia general de promoción del voto, Io procedente es ordenar dar vista al Consejo General del OPLEII, paña que en el ámbito de sus atribuciones y en apego a las reglas esenciales del debido proceso, inicie un procedimiento sancionador y, de resultar fundado, de vista a la Secrctaría de Gobernación para que proceda a la imposición de la sanción que corresponda conforme a derecho.

Cabe mencionar que los recursos de inconformidad presentados señalan entre otras cosas que el clero presionó gravemente durante todo el proceso electoral mediante argumentos dogmáticos a las mujeres veracruzanas, buscando influir indebidamente en el sentido de su voto -de suyo una innegable irregularidad grave- mediante presión o coacción religiosa.

Fuente TEV/fcf