miércoles , agosto 17 2022

Se rumora que Tom Brady se retira de la NFL

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Crónica emocional

En las últimas horas se ha especulado sobre el posible retiro de Thomas Edward Patrick Brady, Jr. Si no lo identifica así lo abreviaré: Tom Brady, quizá el jugador más grande que haya participado en la NFL.

Mientras pensaba esta mañana sobre si es conveniente o no que Brady deje los emparrillados, dirigí mis recuerdos hacia aquél debut con Nueva Inglaterra, en una derrota contra los Jets de Nueva York.

Sí, en ese partido Drew Bledsoe, el titular fue golpeado y no pudo recuperarse. Nadie imaginaba que Brady, de escasos 22 años, graduado de Michigan y sin ninguna experiencia, fuera a convertirse en los siguientes años, en uno de los mejores mariscales de campo.

Hubo mariscales de campo muy buenos en la historia: Sid Luckman, Johnny Unitas, Terry Bradshaw y Roger Staubach, entre otros. Valientes, emocionales y osados. Todos tuvieron grandes historias.

Sin embargo, tras 23 años de carrera, Brady ha sido el único que puede sentirse más que pleno al ganar siete anillos de Super Bowl; más yardas ganadas por pase y otros récords. Uno de los principales y que tiene más valor es que venció a todos los equipos de la NFL, incluidos sus amados Patriotas de Nueva Inglaterra, con los que seguramente se retirará.

¿Quién pierde con el retiro de Tom Brady? Por supuesto, los Bucaneros de Tampa Bay, que ya ganaron con él un Super Bowl, pierden los Patriotas si es que en algún momento pensaron que podría volver y pierde la NFL porque no hay otro jugador que represente más a la liga, por su manera de comportarse, por su manera de jugar y por el amor a este deporte.

También pierde la afición. Amado y odiado Tom Brady fue respetado en cada lugar que pisó. Fue criticado por cuestiones insípidas, pero fue respetado por su amor a este deporte.

Gana su familia, porque para él –siempre lo ha dicho- su familia es primero. Ganó mucho dinero, a veces renegoció su contrato para que el equipo tuviera dinero para adquirir más jugadores y hasta obsequió sus premios de jugador más valioso al destacar que otros de sus compañeros también fueron héroes y como ejemplo, regaló a Malcom Butler la camioneta que recibió tras derrotar a los Halcones Marinos de Seattle. En ese partido, Butler realizó la intercepción a una yarda de la zona de anotación. Si no lo hubiera hecho, Nueva Inglaterra habría perdido. Ese fue un gran detalle de Tom Brady.

Basta recordar momentos tan duros, como cuando su equipo perdía 28-3 contra Atlanta en otro Super Bowl. En la segunda mitad, Tom Brady motivó a sus compañeros y regresaron para empatar el partido. En tiempo extra Nueva Inglaterra ganó el juego, 34-28.

Y así, hubo momentos buenos y algunos malos, como cuando se perdió una temporada por una lesión en la pierna. O cuando fue capturado varias veces por jugadores que le llevaban más de 40 kilos en la línea de golpeo. Hubo derrotas dolorosas en la postemporada, pero en muchos momentos Brady brilló más que todos y logró lo que muy pocos pensaban.

Y encima, casado con Gisele Bündchen, la modelo brasileña que le ha acompañado en todos los momentos. Sus hijos y hasta sus padres, que tuvieron a su lado a un hijo que les apoyó y acompañó cuando estuvieron enfermos gravemente. Y sus amigos, que en este momento le expresan amor y gratitud.

Si Tom Brady se va, la NFL no quedará en el vacío, pero sí le hará falta un jugador franquicia, que no sólo representó a los equipos con quienes jugó, sino que repesentó a la NFL misma, con lo mejor de sí.