Sí a mesa con CNTE para mejorar reforma, no para derogarla

cnte-foto-bandera-alberto-buitre

La consejera presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Silvia Schmelkes del Valle, aseguró que sí debe haber un diálogo entre el gobierno Federal y los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero sólo para mejorar la reforma educativa, no para derogarla.

En entrevista luego de presentar su informe ante la Comisión de Educación Pública de la Cámara de Diputados, Schmelkes del Valle dijo que la reforma educativa tiene cosas inamovibles y no se le puede dar marcha atrás.

“Yo sí creo que hay una serie de condiciones que hay que cumplir antes de poderse sentar a negociar en un diálogo, que ese diálogo tiene que ser para mejorar la reforma educativa no para derogarla, o sea yo creo que eso si es muy claro. Hay cosa en donde nosotros no podemos dar marcha atrás y más allá de eso de quién sería el interlocutor más indicado, yo no sabría decirle esa es una decisión del Poder Ejecutivo”, aseguró.

Reconoció que sí habrá un impacto el despido de maestros que no se quisieron evaluar debido a que tendrán que tomar las medidas necesarias como contratar a maestros eventuales en lo que otros docentes ocupan esas plazas de manera definitiva.

“No se puede dejar a los niños solos- yo creo que eso es clarísimo, el objetivo de la reforma es que eso no ocurra y bueno, todas estas cosas son porque a los niños se les está dejando sin clases, entonces pues eso es una cosa que todo el mundo tiene muy claro y la verdad hay que resolver el problema”, afirmó.

Sobre los elementos inamovibles de la reforma educativa, dijo se encuentran el no regresar a un régimen en donde las plazas se venden o se heredan -que es una de las cosas que todavía se está exigiendo- o regresar a un régimen en donde las promociones se otorgan por clientelismos o por favoritismos, “pues es algo que nadie quiere y queremos que los mejores maestros estén en las aulas, es una manera de mejorar la calidad de la educación. Entonces, me parece que hay cosas que no deben de tener marcha atrás”.

Aseguró que la inconformidad de los integrantes de la CNTE a la reforma educativa se basa en la desinformación y hay quien está lucrando con esto, pues no se explica por qué los maestros se oponen y ponen en riesgo su empleo al no evaluarse.

“Yo no me explico por qué los maestros se oponen y ponen tanto en riesgo por una cosa que se llama no evaluarse, o sea como que no se explicaría uno que eso fuera una razón suficiente para arriesgar tanto así como el empleo y la sobrevivencia de la familia. Y, bueno, como ya hemos visto, la evaluación no tiene consecuencias punitivas”, afirmó.

Definió que una de las banderas que enarbolan los maestros tiene que ver con la defensa de la educación pública, “pero no hay ninguna parte en la reforma educativa en donde se hable de poner en peligro la educación pública, al revés la reforma educativa es una manera de fortalecerla”.