Sigue tomado el Palacio Municipal de Fortín

840589

Fortín, Ver. Se cumplen más de 36 horas de que habitantes de Monte Blanco y Monte Salas mantienen tomado el palacio municipal de Fortín en demanda de que sea resuelta la problemática del agua en sus comunidades.

Tomaron también este miércoles la caseta de Fortín en la autopista Veracruz – y amenazaban con tomar la carretera federal y es que mientras una parte del grupo se pronunciaba a favor, el resto no lo estuvo, además de que mostraban su temor de ser denunciados por obstruir las vías de comunicación.

Una comisión de al menos diez personas, en el exterior del palacio municipal impidió a empleados municipales salir del recinto ante la molestia porque el presidente Armel Cid de León no los ha atendido personalmente.

Al menos 40 empleados del Ayuntamiento de Fortín aseguraron estar cansados y desesperados ante esta situación, ya que se les impedía retirarse a sus hogares luego de pasar una noche incómodos en las oficinas municipales.

“Soy empleada sindicalizada y nunca había vivido esto, no podemos ni comer porque no dejaron pasar alimentos los habitantes que tomaron el palacio, estamos queriendo entender su molestia pero la verdad rebasaron los límites y no se vale”, explicó la empleada quien omitió su nombre por temor a represalias a la vez que lamentó que el alcalde no ha acudido a atender a los manifestantes personalmente.

Mientras permanecían “retenidos” dos empleadas sufrieron una descompensación y fue así como les permitieron salir del recinto para ser atendidas por personal de Protección Civil, quienes las recostaron sobre las bancas del parque.

Fue a las 11:00 de la mañana que los empleados que se encontraban retenidos, fueron “liberados”, para esa hora sólo diez funcionarios públicos se quedaron en el interior del palacio, entre ellos el síndico Lucio Otilio Flores Espinoza, con quien mantenían el diálogo.

Hay que recordar que habitantes de Monte Blanco y Monte Salas se quedaron sin agua desde hace cinco días debido a que las válvulas fueron cerradas desde una comunidad del municipio de Chocamán, por ello demandaron intervención de la autoridad, y es que habitantes de Chocamán desde administraciones pasadas han “negociado” el intercambio de obra pública por el líquido vital, ya que una parte del abasto para Fortín, proviene de dicho lugar y al no cumplirse algunas obras pactadas entre el alcalde de Fortín y habitantes de Chocamán, es que determinaron cerrar las válvulas y dejar de compartir el líquido con Fortín, lo que generó la molestia.

Fuente: AVC/doh/