Spencer Tunick puso a San Miguel de Allende “desnudo y de cabeza”

865250

El fotógrafo estadounidense, Spencer Tunick, puso a San Miguel de Allende de cabeza esta tarde, al realizar “Inversión”, su tercera fotografía de desnudos en esta ciudad, como parte del festival ‘La Calaca’.

El neoyorquino puso de cabeza a 20 modelos, en el fraccionamiento privado, “Los Senderos”, ubicado a la salida a Dolores Hidalgo, junto a un lago artificial.

Para lograr la fotografía, se clavaron bastones de metal sobre un montículo de césped con varios niveles y él artista supervisó todo el montaje.

Los modelos, hombres y mujeres, tuvieron que hacer acopio de fuerza y equilibrio para situarse de cabeza y sostenidos con sus manos de los bastones de inversión.

Los participantes estaba muy nerviosos, pero decididos a posar ante el fotógrafo como una forma de liberación para el espíritu.

“Fue muy complicada la sesión, cada uno tiene capacidades diferentes, y se requiere fuerza para sostenerse en un palo, te tienes que balancear, el momento es muy rápido, minuto o minuto y medio, fuerte y derecho”, indicó una de las participantes.

La sesión terminó poco después de las 15:00 horas, y ésta vez el clima estuvo del lado del artista. Las dos ocasiones anteriores tuvo que lidiar con lluvia, la primera vez, y con neblina la segunda.

Éste viernes la sesión fotográfica estuvo arropada por un cielo claro con algunas nubes, sol agradable y viento fresco. Julián Sosa, otro de los participantes, dijo que fue una experiencia muy interesante. “Me gustó mucho estar aquí posando para estas fotos, cuando me enteré pensé que era una oportunidad que no podía dejar pasar. Estoy emocionado, nervioso, es la primera vez, fue complicado al principio, por la idea pudorosa que a veces tenemos, pero luego fue algo natural estar así”, agregó.

La violencia, la guerra y la deformación de la sociedad es lo que inspiró esta foto.

Tunick lo hizo de nuevo, volvió a poner a San Miguel en los ojos del mundo y prometió regresar.

Adriana Martínez, quien posa por segunda vez para Tunick, dijo que es una experiencia que sin duda volvería a repetir.

“Fue complicado, por las repeticiones que se hicieron, pero en general fue fantástico”. Agregó que hay que tomar en cuenta que esta fotografía es una señal contra la violencia. “Te das cuenta de que sí necesitamos tomar conciencia y acciones al respecto”.

Fuente: Notimex/cna