viernes , septiembre 24 2021

Surgen en EU más escándalos por acoso que involucran a personalidades

La suspensión del periodista y analista Mark Halperin de la televisora NBC por denuncias de acoso sexual avivó la controversia sobre el abuso de mujeres en centros de trabajo, a la luz del escándalo en torno al productor de cine Harvey Weinstein.

La televisora CNN reveló este jueves que cinco mujeres acusaron a Halperin de acoso sexual durante diferentes instancias mientras trabajaron en la televisora ABC, en donde este se desempeñó como analista político y director de política para la división de noticias.

Una de ellas recordó un encuentro durante el cual Halperin la besó de manera repentina sin su consentimiento, y le tocó los pechos, mientras que otra dijo que el también autor de 52 años de edad le propuso que lo acompañara al baño de hombres durante un viaje de trabajo.

Halperin dijo en un comunicado dirigido a CNN que durante su estancia en ABC “busqué relaciones con mujeres con quienes trabajé, incluso algunas menores a mí. Ahora entiendo por estos relatos que mi comportamiento fue inapropiado y le causó dolor a otros. Por eso, lo siento mucho y me disculpo”.

Agregó que bajo estas circunstancias su ausentará de sus funciones diarias “mientras respondo de manera apropiada a esta situación”.

NBC dio a conocer su decisión de suspender a Halperin como analista político de su división de noticias y de su filial MSNBC, en una escueta declaración en su cuenta de Twitter.

“Nosotros encontramos la historia y los alegatos bastante perturbadores. Mark Halperin deja su papel como contribuidor hasta que estas preguntas en torno a su pasado sean totalmente entendidas”, apuntó.

El caso de Halperin, una cara familiar en los canales de televisión quien también trabajó con la cadena de noticias Bloomberg, ha reavivado el debate nacional sobre el acoso sexual, en medio de la actual controversia en torno al otrora poderoso productor cinematográfico Harvey Weinstein.

Weinstein, quien es objeto de al menos una investigación criminal en Estados Unidos, ha sido acusado por una treintena de mujeres de acoso sexual y al menos en un caso, de violación.

Aunque ese caso ha renovado la atención en lo que fue señalado por el propio Weinstein como parte de la ‘cultura’ de Hollywood, el problema parece ser también prevalente en algunos segmentos de la industria de la televisión estadunidense.

En tres diferentes instancias ocurridas este año, la cadena televisora FOX ha despedido a tres prominentes figuras en medio de acusaciones de acoso sexual, incluyendo quien fuera su fundador y director ejecutivo, Roger Ailes.

Ailes fue despedido de su trabajo después de que Fox alcanzó un acuerdo fuera de corte por 20 millones de dólares con la presentadora televisora Gretchen Carlson, quien acusó al entonces poderoso e influyente directivo de acoso sexual.

El diario The New York Times reveló el sábado pasado que Bill O’Reilly, quien hasta hace algunos meses dominaba los ratings a nivel nacional entre los programas de opinión en el horario nocturno, alcanzó en enero pasado un acuerdo fuera de corte por 32 millones de dólares con una mujer que lo acusó de acoso sexual.

De acuerdo con el diario, ese arreglo no impidió entonces que O’Reilly firmara un nuevo contrato por 100 millones de dólares con FOX, que tras la revelación del diario, argumentó que sus directivos desconocían entonces la existencia de ese acuerdo.

La cifra se sumó a los 13 millones que se reveló O’Reilly pagó antes y en casos separados, a cinco mujeres que lo acusaron de acoso sexual, tras lo cual el comentarista fue despedido el abril pasado.

En el caso más reciente, FOX despidió el mes pasado al periodista conservador Eric Bolling después de que éste fue acusado de acosar a través de mensajes de texto a varias de las mujeres con quienes trabajaba.

 

Fuente y Foto:Notimex/JAC