Tumba Suprema Corte reforma constitucional aprobada por Morena

  • Los diputados de Morena olvidaron algunos detallitos, aunque se preveía que perderían.

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Tal y como se había previsto desde el día que se aprobó la reforma a la Constitución Política de Veracruz en la que se modificó el Decreto 576, ocho ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la invalidaron por considerar que se afectaba el principio de democracia deliberativa.

Las modificaciones realizadas el 22 de junio de este año, incluían una adición al párrafo del Artículo. Ante esto, los ministros consideraron que esa adición no fue consultada por grupos indígenas y afromexicanos del estado para que fuera aprobado.

Cabe recordar que por ser una reforma constitucional, se requería que fuera aprobada en dos períodos legislativos y para ello debían estar a favor 107 municipios.

Con este fallo, la Corte ordenó que la consulta a las comunidades indígenas se realice un año después de las elecciones locales, cuyo proceso inicia en enero de 2021; mientras tanto, continuarán aplicándose las leyes electorales previas a la reforma de junio pasado.

Otros cambios que realizó la fracción de Morena, junto con sus partidos satélites, fue que se eliminaran los 212 consejos electorales municipales y se redujeran al 50 por ciento las prerrogativas a los partidos políticos nacionales con representación en el estado.

Ante ello, luego que se promulgara la reforma, los partidos PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano y Podemos promovieron una acción de inconstitucionalidad. Este lunes 23 de noviembre los ministros de la SCJN les dieron la razón.

El pasado viernes, la SCJN ordenó que el OPLE modificara las fórmulas para calcular el reparto de prerrogativas y ordenó al gobierno de Veracruz a que devolviera los recursos al órgano electoral, para reponer ese recurso a los partidos, además de entregar prerrogativas a cuatro nuevos institutos políticos.

Del mismo modo, el período de gobierno de los próximos alcaldes seguirá siendo de cuatro años y con posibilidad de reelección.

Es decir, con la resolución, todo volverá a ser como antes y el OPLE, en su caso, debe iniciar ya el proceso electoral, sin modificaciones.