Va Gaspar Gómez por tercera gestión como alcalde en Hueyapan de Ocampo

  • A pesar del dispendio de recursos de Morena, a manos de Juan Javier Gómez Cazarín, Gaspar arranca como favorito por estar siempre cercano a la gente.

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Xalapa, Ver.

Conocí a Gaspar Gómez Jiménez, en aquél entonces alcalde de Hueyapan de Ocampo en Palacio de Gobierno, en una reunión a la que convocó el entonces gobernador Miguel Alemán.

Sonriente y a veces soltando la carcajada, el edil me invitó a su municipio. En 2003 viajé a Hueyapan de Ocampo dos meses después. Llegué directo a su casa y me atendió muy bien. Le entrevisté y establecimos un convenio al que siempre cumplió.

En ocasiones, me llamaba para comentarme algunas cosas. Fue atento y surgió desde allí una amistad hasta nuestros días.

Fue alcalde por segunda ocasión y cumplió, pues siempre ha sido tenaz e insistente y cuando algo no le gusta lo comenta.

Dejé de verle casi dos años y volvimos a vernos en 2018. A partir de allí siempre nos hemos comunicado y platicamos de muchas cosas, a veces de política, a veces de la vida, a veces de las cosas más cotidianas.

Le he admirado que siempre pone en primer lugar a su familia y a su gente. No la ha pasado bien en ocasiones. Como cualquiera, tiene enemigos, ha sufrido pérdidas y cuando algo sale bien también lo comenta.

En los últimos meses, cuando se mencionó que podría ir por una tercera gestión como alcalde se dedicó a brindar servicios a la gente. Ha sufrido por el Covid-19 porque ha perdido a familiares y amigos.

Ha salido a lavar camiones, pintar casas, sanitizar automóviles, en fin, siempre ha estado dispuesto a ayudar. Sale con su familia a convivir con la población y alerta, a través de redes sociales, sobre la problemática que vive el país, especialmente con el tema de la pandemia que cambió la vida de los mexicanos.

Poco ha hablado sobre su candidatura, ya que ha estado más al pendiente de la situación de un municipio que conoce al derecho y al revés. Continuamente acude a apoyar a quien requiere ayuda y acompaña a quien ha sufrido la pérdida de algún ser querido.

Ese ha sido Gaspar Gómez Jiménez, vilipendiado por algunos y admirado por otros. Afortunadamente son más los que le aprecian, sobre todo porque ha sido un munícipe diferente: “Para mí primero es la gente, no me gusta ver sufrir a la gente”, me comentó en una ocasión.

Ahora, a partir del martes, va por una tercera gestión, avalado por la coalición “Veracruz Va”, por los partidos PRI, PAN y PRD. Aunque haya quien pudiera pensar que sale en desventaja por el dispendio de recursos de Morena, lo que vale de Gaspar es que no cambia, ni por dinero, ni por otros intereses, él va por estar al lado de la población. Así, sin más.