Valentina Rosendo lleva 16 años esperando que el Estado mexicano le haga justicia

Xalapa, Ver.- La mujer indígena Mè’pháá de la sierra de Guerrero, Valentina Rosendo Cantú logró que una jueza de la Corte Internacional diera castigo de 19 años de prisión a los militares que la violaron sexualmente y la golpearon en su casa cuando ella lavaba ropa en el año 2002.

Valentina acudió a la mesa de discusión “México ante la justicia internacional. Violaciones a los derechos humanos de mujeres indígenas” organizado por el Ciesas Golfo, Universidad Veracruzana, y Cesen.

Señaló que ella y su comunidad Barranca Bejuco, han sufrido abusos durante años por parte de los militares, pero se tienen que aguantar porque no hablan español, sino la lengua Mè’pháá y ahí si desean denunciar el delito deben caminar más de ocho horas a fin de llegar a una cabecera municipal donde hay ministerio público.

Valentina recuerda con tristeza que ninguna autoridad en México se interesó por hacer justicia luego de que sufrió la violación sexual, sino al contrario se burlaban de ella al decirle que “de seguro tú los provocaste”.

Valentina tenía 17 años y era madre de una bebé de tres meses, cuando los militares ingresaron al patio de su casa y ahí la tiraron, la golpearon y la violaron.

Al principio la apoyó su esposo y su comunidad Mè’pháá, pero después cuando se dieron cuenta que ningún ministerio público y jueces los ayudaban, no les creían, y luego los amenazaron, todos la dejaron sola.

Posterior, Valentina fue apoyada por la Asociación Civil Tlalchinola, y ellos y ellas le ayudaron a interponer la denuncia ante la Corte Internacional y después de 16 años, la mujer indígena recibió justicia.

Señaló que en el año 2007, otra AC, se unió a Tlalchinola y en el 2010 entre las dos organizaciones lograron llevar la denuncia hasta la Corte Internacional de Derechos Humanos.

“Delante de los jueces conté todo lo que me habían dicho y meses después las autoridades mexicanas dijeron que no es cierto lo que le pasó y que no habían investigado porque eran los militares” indicó.

Agregó que en este 2018, el 01 de julio una jueza condenó a los agresores a 19 años de prisión.

“Yo esperaba más, más que 19 años, yo esperaba la reparación del daño para mi familia, para mi comunidad. Yo agradezco a toda la gente que me ha ayudado porque si estamos aquí es porque las organizaciones nos han ayudado, ojalá el gobierno tenga la voluntad de hacer justicia” finalizó Valentina.

 

Fuente: AVC/cna